martes, 20 de julio de 2010

PDVSA ha dejado de percibir en los primeros 5 meses del año más de US$ 2.600 millones

Según la información que maneja el Census Bureau del Departamento de Comercio de Estados Unidos, para el 2008 las importaciones totales de crudo petrolero que hizo ese país alcanzaron los 9.810.000 barriles diarios (b/d), de los cuales Venezuela vendió según PDVSA 1.323.000 b/d, que significaron una participación del 14%. Para el pasado año y debido a la crisis que azotó a la tierra del Tío Sam, la demanda se ubicó en 9.082.000 b/d, lo que había significado un descenso del 8%, de estos, de manera extraoficial dice la estatal petrolera envió para el imperio 1.279.000 b/d de crudo, manteniendo con ello su participación del 14% en ese mercado. Ahora bien, para nadie es un secreto que nuestras exportaciones petroleras hacia Norteamérica vienen decayendo en los últimos meses, debido a la propia situación de PDVSA que ya todos conocemos, los compromisos adquiridos con China, de unos cuantos barriles diarios que se están enviando para allá a futuro, a la cual se le añade los acuerdos fiaos con PetroCaribe y el convenio con Cuba, todo lo cual ha incido en la reducción de la exportaciones petroleras a quien históricamente ha sido nuestro mejor cliente, que ha pagado siempre al día, otorgando con esto las divisas necesarias para el funcionamiento de nuestra economía. Pero, ¿en cuanto ha sido esta reducción?

En vista de que los irresponsables de PDVSA no nos dicen nada al respecto, hemos utilizado la propia fuente del Census Bureau del Departamento de Comercio norteamericano, para tener una idea de la debacle. Así las cosas, la fuente muestra, que hasta mayo de este año, es decir, en los primeros cinco meses de 2010 las exportaciones venezolanas de crudo para allá han totalizado 153.986.000 de barriles, lo que significa un promedio de 1.026.573 b/d (153.986.000/150 días), lo que solo representan el 11% del total de petróleo necesitado por los Estados Unidos, todo lo cual nos lleva a ver que con respecto al pasado año, se han dejado de exportar a la tierra del Tío Sam 253.000 b/d, derivado de la diferencia entre los 1.279.000 b/d de año anterior con los 1.026.573 actuales. Eso en términos castellanos significa que a un precio de US$ 70 de 2010, PDEUDA ha dejado de recibir la suma de más de US$ 2.600 millones (253.000 x US$ 70 x 150 días), que hubiesen sido bien buenos para quitarle la presión al SITME. En otras palabras, lo que tratamos de decir aquí es que la industria ha preferido la venta de petróleo a futuro, los fiaos y los pagos irregulares, que el dólar verde que entrega el Tío Sam, recordándonos aquel famoso cuadro del señor muy feliz que había vendido de contado, y aquel completamente arruinado que había vendido a crédito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada