lunes, 30 de abril de 2012

En Cadivi “trancao” las divisas para importaciones: Para el primer trimestre 2012 con respecto al mismo periodo del pasado año hubo un bajón en la autorización de divisas de US$ 900 millones y más de US$ 500 millones en la liquidación

        Durante el primer trimestre de 2012 Cadivi autorizó para importaciones ordinarias US$ 3.703,5 millones, lo que ha significado un bajón considerable de US$ 900 millones al compararlo con lo permisado para el mismo periodo del pasado año, el cual se estableció en US$ 4.602,6, millones. En ese mismo orden, la Bodega Central liquidó durante este  primer tercio del año US$ 3.497,5 millones lo que también significó una baja de más de US$ 500 millones con respecto al primer trimestre 2011 cuando la misma se había ubicado sobre los US$ 4.000 millones. Contrario a lo anterior, las importaciones que vienen vía Convenio Aladi no solo se liquidaron en su totalidad lo autorizado por Cadivi, sino que las mismas presentaron un cierto aumento de más de US$ 130 millones en ambos casos.

El otro rublo que también disminuyó entre un periodo y otro, fueron las remesas familiares que bajaron en alrededor de US$ 24 millones. En estas cuentas las divisas para repatriar capitales de las inversiones extranjeras mostraron cierta mejoría, toda vez que pasaron de una liquidación del BCV de menos de un millón de dólares para el primer lapso de 2011 a US$ 6,16 millones para este primer lapso de 2012, representando este rublo uno de los que menos otorgan divisas, al igual como sucede con las liquidaciones para el pago de la deuda externa privada, cuya liquidación para el primer trimestre de este año se ubica en menos de ¡US$ 500 mil dólares!. 


viernes, 27 de abril de 2012

Según el Banco Central: PDVSA no aportó ni medio de los Bs. 166.342 millones de ingresos extraordinarios del 2011

La pasada semana le habíamos dicho  que hoy hablaríamos de la composición de los ingresos extraordinarios del pasado año que se ubicaron en más de ¡Bs. 166.000 millones!, para combatir ese “tsunami fiscal” en que terminamos en el 2011. El cuadro muestra según la información suministrada por los boletines mensuales de la Bodega Central de Venezuela, que los  mismos están compuestos de Bs. 30.316 millones de ingresos extraordinarios externos y más de Bs. 128.000 millones de internos. Los primeros, están compuestos  principalmente por bonos de la tesorería nacional emitidos en moneda extranjera por un monto de Bs. 18.060 millones durante el mes de agosto del pasado año, seguido a la emisión de soberanos de octubre 2011 por Bs. 12.255 millones (US$ 3.000 millones), de hecho ese mes se produjo la mayor recaudación de ingresos extraordinarios por casi ¡Bs. 35.000 millones!. Los ingresos extraordinarios externos  fueron completados el pasado año con casi un millón de dólares que otorgó el otrora muy odiado Banco Interamericano de Desarrollo.

En cuanto a los cuantiosos ingresos extraordinarios internos, estos mayormente fueron para lo que pudiera pensar, derivados de prima por colocaciones de bonos, intereses de inversiones, reintegros de administradores de fondos –sobre todo del Fonden y del Chino-, y dividendos de empresas públicas que llegaron a ¡Bs. 69.000 millones!, en donde con claridad se observa que fue una recolecta muy irregular: Bs. 155 millones en febrero; Bs. 2.088 millones en marzo; Bs. 18.477 millones en octubre etc., etc., etc. Seguido a ello el segundo renglón lo ocuparon los bonos DPN con Bs. 39.131 millones, también recolectados de manera irregular Bs. 6.530 millones en febrero; Bs. 11.776 millones en junio, lo que rompe con el esquema de subastas trimestrales propuesto por el esperpento llorón de Giordani, sin recogerse nada durante el último tercio del año. Estos ingresos extraordinarios internos fueron completados por emisiones de letras del tesoro por casi Bs. 20.000 millones durante el 2011.

Ahora, este servidor pensaba que los ingresos extraordinarios de la nación, provenían en su mayoría de la diferencia de los precios del petróleo. Como recordaremos el presupuesto 2011 fue hecho en base a un barril de petróleo de US$ 40, y éste como sabemos promedió  los US$ 100, por tanto, Pudrevsa tuvo que haber cancelado la diferencia de precios en torno a lo referente al pago de  regalía e impuestos sobre la renta. Aquí lo cumbre del asunto es que la estatal petrolera que era antes de todos los venezolanos –ahora es de China-, dice en su balance operacional y financiero, que entregó por concepto de regalía Bs. 76.000 millones cuando el presupuesto indicaba solo pagos por Bs. 28.101 millones que era lo que estaba aprobado en el presupuesto 2011. Es decir, por este lado tenemos una diferencia de casi ¡Bs. 48.000 millones de ingresos extraordinarios los cuales como observamos no lo registra la BCV!. Del lado del ISLR, el presupuesto sostenía una entrega por este concepto por el orden de los Bs. 7.000 millones y  Pudrevsa dice haber entregado Bs. 13.605 millones, cuya diferencia tampoco aparece registrada en las cuentas de ingresos extraordinarios de la nación que la lleva la Bodega Central, entonces: ¿quién le cree a quién?

miércoles, 25 de abril de 2012

La revolución no perdurara en el tiempo: El Fondo de Ahorro Intergeneracional que por mandato de Chávez había que crearlo en el año 2008 destinado a garantizar la sostenibilidad de las política públicas de su gobierno aún no se ha creado

La semana pasada le anticipábamos que hoy hablaríamos de un tal “Fondo de Ahorro Intergeneracional”, -de los tantos Fondos que ha creado el gobierno-, que hemos reducido a sus siglas FAINTER para reducir la cosa, propuesto por el mesmésemo presidente Chávez desde aquella famosa habilitante –también de las tantas que habido-, de junio de 2008 a través de la reforma –también de las tantas que han existido-, de la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público (LOAFSP), con el objetivo de que la revolución perdurara en el tiempo. Así las cosas, el artículo 155 de aquella ley y que aún hoy está vigente con la enésima reciente reforma llevada cabo de la LOAFSP, sostenía y sostiene que mediante Ley Especial se establecerá  un Fondo de Ahorro Intergeneracional a largo plazo, destinado a garantizar las sostenibilidad intergeneracional de las política públicas de desarrollo, especialmente la inversión real y productiva, así como también la educación y la salud, Fondo que sería constituido e iría incrementándose  con la proporción de ingresos petroleros  que la ley determine, teniendo un paso de no disponibilidad no menor a 20 años donde comenzaría a utilizarse, es decir, si se hubiese constituido en el 2008, no hubiese sido hasta el 2028 en que se comenzarían a gastar estos grandes recursos acumulados, con lo que si acaso  se crea este año, los mismos no podrán echarle manos hasta el 2032.

            Por su parte, el artículo 157 de aquella ley y la de hoy en día, sostiene que los  recursos del Fondo de Ahorro Intergeneracional, sólo podrán ser invertidos en portafolios diversificados, en activos de máxima calificación crediticia, en un contexto de inversión de largo plazo y con criterios de optimización que garanticen la mayor transparencia y seguridad del retorno de la inversión, en las condiciones que establezca la ley, aclarando que los rendimientos de este Fondo, apropiadamente contabilizados, podrán quedar sujetos a reglas y condiciones de “desacumulación” distintas de las  establecidas para el capital –nos morimos por ver eso-, y podrán ser destinados a fines específicos de inversión  reproductiva o dotación de obras y servicios básicos.  Pero lo cierto del caso, es que como por ahora no hay ni medio allí, tales recursos no pueden ser ni invertidos y muchos menos contabilizados. Finalmente establece el artículo 158 de la LOAFSP, que en ningún caso  los recursos del FAINTER o sus rendimientos, podrán ser aplicados a la adquisición de instrumentos de endeudamiento de entidades públicas nacionales, ni a garantizar obligaciones de las mismas, nada de qué preocuparse el Fondo no existe, ni siquiera nació, por lo tanto sin futuro la revolución, que hasta en verso nos salió!.  

martes, 24 de abril de 2012

Acaba de publicar el Banco Central que terminamos el 2011 en un “tsunami fiscal” ordinario de casi ¡Bs. 120.000 millones!

            Acaba de publicar la Bodega Central de Venezuela en su último boletín del mes de diciembre -ahora entendemos del por qué de la tardanza-, que los ingresos ordinarios de la nación durante el pasado año llegaron a Bs. 234.281 millones, ante un descomunal egresos de Bs. 353.299 millones, lo que generó un cráter fiscal ordinario en el país de ¡Bs. 119.018 millones! (no lo dice en el boletín como lo podemos apreciar pero es el resultado correcto), lo cual significa un aumento del  84% con respecto al 2010, cuando unos ingresos ordinarios de Bs. 165.359 millones fueron insuficientes para unos egresos de Bs. 230.092 millones, todo lo cual había originado un déficit en los recursos ordinarios de la nación de Bs. 64.732 millones, lo que había sido hasta ese año el máximo histórico en cuanto a déficit fiscal se refiere, y ¿quien vino a sacar al gobierno de las patas del barro?, como siempre los ingresos extraordinarios de los cuales hablaremos dentro de poco. En este sentido, los ingresos extraordinarios durante el 2011 se ubicaron en Bs. 166.346 millones (igual forma que lo anterior, no lo dice el boletín  pero es el resultado que da), lo que significó un aumento de más del 110% con respecto al año 2010, cuando estos habían llegado a Bs. 79.264 millones, por su parte los egresos extraordinarios se ubicaron en Bs. 23.582 millones.

A la larga todo esto indica que el total de ingresos de la nación se ubicó en la astronómica cifra de ¡Bs. 400.627 millones!, especificado según lo anterior en  Bs. 234.281 millones de ingresos ordinarios y Bs. 166.346 millones de extraordinarios, es decir, una cifra que significa ¡el doble de lo que se había aprobado en la ley de presupuesto 2011 que fue de Bs. 204.208 millones!, lo que indica que el esperpento de Giordani se equivocó en el presupuesto de la nación del pasado año por ¡Bs. 200.000 millones!,  y por más de ¡Bs. 100.000 millones! para el presupuesto de este año  ya que llevó a la Asamblea Nacional para que le aprobaran para el 2012 como efectivamente se hizo  Bs. 297.836 millones. Del lado del total de egresos durante el 2011, estos se ubicaron en un total de Bs. 376.881 millones provenientes de Bs. 353.299 millones de egresos ordinarios y Bs. 23.582 millones de los extraordinarios como dijimos anteriormente, lo que a la larga produciría un superávit fiscal muy engañoso de Bs. 23.746 millones (400.627-376.881) cuando se meten allí muy “peligrosamente” los ingresos extraordinarios que fueron más de Bs. 166.000 millones, y decimos peligroso, porque como su nombre lo indica ¡no son una constante fiscal!.  Ahora es bueno dilucidar aquí de donde vienen los ingresos extraordinarios, algo que retomaremos la semana que viene con mayor especificidad.

Así las cosas, tenemos que para el mes de octubre 2011 casi ingresaron Bs. 35.000 millones por ingresos extraordinarios, principalmente derivados por Bs. 12.255 millones por la emisión de los Soberanos 26 (US$ 3.000 millones) y Bs. 18.477 millones recaudados según la Bodega Central  por prima por colocaciones de bonos, intereses de inversiones, reintegros de administradores de fondos, dividendos de empresas públicas, entre otros. Para el mes de junio del mismo año, los ingresos extraordinarios que llegaron a Bs. 29.000 millones fueron debido esencialmente a emisiones de Bs. 11.776 millones de bonos DPN, hecho que hace violar de ipso facto el cronograma de subasta del esperpento llorón de Giordani emitiendo semejante cantidad de bono solo para un mes, otros Bs. 14.576 millones  de la misma manera que los anteriores también llegaron vía  prima por  colocaciones de bonos, intereses de inversiones, reintegros de administradores de fondos y dividendos de empresas públicas. Finalmente los ingresos extraordinarios de agosto se ubicaron en Bs. 24.254 millones, provinieron extrañamente  de Bs. 18.060 millones de bonos del tesoro en moneda extranjera y Bs. 2.834 millones de bonos DPN, así como Bs. 2.385 millones de letras del tesoro, si lector usted también se dio cuenta, los ingresos extraordinarios de la nación como se ve al parecer no tienen nada que ver con la  diferencia del aumento de los precios del petróleo, por eso retomaremos el tema la semana que viene.     

lunes, 23 de abril de 2012

¿Cual excremento del diablo utilizó PUDREVSA para decir que le entregó al Fonden más de US$ 13.000 millones por ganancia súbita?

              Si alguien tiene un cálculo mejor del que sigue a continuación, que lo saque para la discusión como este, ante esta atrocidad que acaba de publicar  Pudrevsa, donde sostiene que le entró al Fonden ¡US$ 13.247 millones por ganancia súbita!, soga para el ahorcado, caballero, aquí está el exorcismo del padre Merrin. La primera información que nos da Pudrevsa es que bajó los niveles de exportación hacia el imperio y Europa promediando estos 1.153.000 barriles diarios (b/d), en comparación a los 1.305.000 b/d que exportamos en el 2010, lo cual significó que nos dejaron de pagar  a brinco de mono 152.000 barriles diarios, que un precio promedio de US$ 100 significaron cerca de ¡US$ 5.500 millones! que dejó de percibir la estatal. Estos 1.153.000 b/d representan el 60% de las exportaciones, toda vez que la empresa sostuvo  niveles de exportación de 1.917.000 b/d, el  restante 40% están envuelto con Petrocaribe y los acuerdos de China que como sabemos no son pagos contante y sonante, recordando además que las empresas mixtas en la Faja están exonerados del pago de la ganancia súbita.  
                Según nuestras cuentas bajo estos parámetros y estando sujetos a lo que dice estrictamente la ley, que cita la propia Pudrevsa en su página 107 del informe operacional y financiero 2011, y como bien lo señala el cuadro, la ganancia súbita tuvo que haber llegado apenas a US$ 3.000 millones, de los cuales US$ 1.827 millones fueron con la antigua ley, y los restantes US$ 1.3183 millones a raíz de la reforma hecha en abril. Ahora si duplicamos los niveles de exportación, es decir, si ubicamos estos en 2.306.000 b/d,  llegaríamos a US$ 6.000 millones y a US$ 9.000 millones si triplicamos la cifra de 1.153.000 b/d, y aún cuando cuadrupliquemos el nivel de exportación, es decir, que los mismos alcancen 4.612.000 b/d, aún así, todavía llegaríamos a US$ 12.000 millones faltando  todavía un repele. Por lo que cabe nuestra pregunta inicial sobre ¿qué excremento del diablo utilizó Pudrevsa para decir que le entregó al Fonden más de US$ 13.000 millones por ganancia súbita?, de la misma manera de ¿como se explica que en el 2010 con precios no tan distantes en el barril de petróleo  haya entregado al Fonden por este mismo concepto US$ 392 millones y ahora se presenta con un aumento  de más del 3.000% para el pasado año?, y si esto es así, corrobora lo que siempre hemos sostenido que desde hace rato, ratísimo viene Pudrevsa robando los recursos por ganancia súbita al Fonden.  

          Para desmentir esta cuenta la estatal petrolera tendrá que presentar por mes y por barril cuando ha sido su recolecta por la ganancia súbita. 

viernes, 20 de abril de 2012

En la gran trácala del Fonden todo consiste en no publicar sus balances para no determinar la cuenta de “Activos de Fondos y Bienes en Fideicomiso”, que es donde estuvieron almacenados “supuestamente” los cuantiosos recursos recibidos

           La cifra está contada dólar a dólar, centavo a centavo, para cualquier juicio que venga, el Fonden por ahora, ha recibido incluyendo el aporte 2011 de Pudrevsa que según la estatal petrolera fue de ¡Bs. 13.247 millones! y metiendo también allí los últimos US$ 3.000 millones que ha transferido la Bodega Central de Venezuela este año, la bicoca de ¡US$ 88.371 millones!, de los cuales la BCV ha aportado US$ 44.882 millones de sus reservas internacionales, mientras que Pudrevsa lo ha hecho con US$ 43.489 millones, de donde US$ 24.275 millones ha sido por vía ordinaria, en tanto que los restantes US$ 19.214 millones han sido gracias a la ganancia súbita, es decir, entre la Bodega Central y la estatal petrolera hay todo un cabeza y cabeza de quien aporta más al Fonden, que hasta el momento va ganando el BCV por nariz con los últimos US$ 3.000 millones que ha aportado este año.  Aquí la pregunta de la mil lochas es ¿en que parte de su balance refleja el Fonden semejante cantidad de dinero?.

Hace 5 años obtuvimos esa respuesta, nos las dio  Horwath Venezuela a través de una comunicación que aún conservamos, empresa que fungía como  empresa auditora del Fondo para ese momento, desconocemos hoy en día si lo siguen siendo, allí nos dijo Horwath: “los aportes al Fonden no deben ser considerados como ingresos del FONDO, ya que los mismos constituyen los recursos que se asignan al financiamiento de los diferentes proyectos, de acuerdo con los objetivos del Fondo, y contablemente son reflejados en una cuenta de activo denominada “Fondos y Bienes en Fideicomiso”, cuya contrapartida es una cuenta de pasivos “Recursos para Proyectos no Asignados” que corresponde a los aportes recibidos por el FONDO en proceso de ser aprobados para proyectos de inversión, o una cuenta de pasivo “Recursos para Proyectos Asignados”, que corresponde a los aportes recibidos por el FONDO aprobados para proyectos de inversión, y cuyo desembolso se encuentra pendiente por ejecutar”,  agregando en aquella oportunidad la comunicación de que:   “Tan pronto el Fondo efectúa la transferencia de recursos a los organismos ejecutores de los proyectos, debita a la cuenta de pasivos y acredita a la cuenta de activos “Fondos y Bienes en Fideicomiso”, a los fines de reflejar en los registros contables los pagos realizados”.

                            Aportes al Fonden (US$ millones)



BCV
                  PDVSA

Año
RIN
Ord.
G.S.
Total
2005
6.000
1.525

7.525
2006
4.275
6.855

11.130
2007
6.770
6.761

13.531
2008
1.538
6.037
5.567
13.142
2009
12.299
569
8
12.876
2010
7.500
1.300
392
9.192
2011
3.500
1.228
13.247
17.975
2012
3.000
nd
nd
3.000
Total
44.882
24.275
19.214
88.371

Muy bien, excelente se la comieron pues,  pero el problema aquí radica en que el Fondo al no presentar sus balances de manera mensual como establece el deber ser, comete la gran trácala, ya que es imposible determinar en qué mes transfirió tales recursos para debitar a la cuenta respectiva del pasivo para acreditar luego a la cuenta de activo. En este sentido el Fonden según su página web ha publicado 8, ¡solo 8 balances donde es imposible determinar las trasferencias acreditas de casi US$ 90.000 millones!, que supuestamente ha hecho, tales balances son marzo, junio, septiembre y diciembre 2006, ¡puesto que aquí se hacen balances salteados!, y hasta donde tenemos entendidos fueron auditados por Horwath Venezuela, los restantes son, junio y diciembre 2007, sin ninguno durante el 2008 -como la cosa es salteada-, hasta los de diciembre 2009 y 2010, estos cuatros últimos sin ningún tipo de auditoría. En estas cuentas, tenemos por ejemplo que el balance 2010 sostiene  que se terminó ese año con Bs. 10.034 millones, unos US$ 2.340 millones como “Fondos y Bienes de Fideicomiso”, cuando en realidad la habían entrado al Fondo en ese año US$ 9.192 millones.


miércoles, 18 de abril de 2012

Según la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público con el nivel de promedio de las exportaciones petroleras en los últimos tres años que ha sido de US$ 68.000 millones en el FEM debería haber US$ 47.600 millones y solo hay 3 palos verdes

Una de las razones por las cuales el gobierno esta acudiendo al endeudamiento ilimitado es porque no hay dinero en el Fondo de Estabilización Macroeconómica (FEM), que terminó de saquear Pudrevsa a inicios de 2011 como fue público y notorio,  llevándose de allí más de US$ 830 millones que era el repele que quedaba luego de los casi US$ 3.000 millones acumulados después de aquella nefasta situación de finales de 2002 y principios de 2003. En este contexto, por lo menos, desde la reforma de la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público (LOAFSP) de abril  2009, se mantuvo en el artículo 150 del Capítulo I del Título VIII, que  dicho Fondo tendría por objeto financiar la estabilidad de los gastos a nivel nacional, regional o municipal, frente a las fluctuaciones de los ingresos ordinarios. Fondo que se alimentaria de  un porcentaje del ingreso corriente petrolero adicional, calculado  después de deducida la porción que deba  aplicarse para subsanar la brecha entre el ingreso ordinario no petrolero  percibido y el presupuestado  en cada ejercicio, del mismo modo, dicho artículo reza que por otra parte, el FEM sería alimentado por los ingresos netos provenientes de la privatización de bienes, empresas o servicios propiedad de la República, como así quedó expresado en los ordinales 1 y 2 del mencionado artículo, algo que se viene incumpliendo en  ambos casos.

En la primera de ellas, muy a pesar de los altos precios del petróleo, el Fondo antes del saqueo de la cual fue víctima por la propia Pudrevsa estuvo merodeando los US$ 800 millones, por lo que la estatal petrolera al menos en los últimos tres años ha incumplido con los recursos que debe otorgar al FEM como así lo ordena incluso la actual LOAFSP, y por otra parte, se ha privatizado, privatizado y requete-privatizado y nanai nanai, nada que le cae ni  medio a dicho Fondo. Sobre este particular hay otro detalle importante, resulta ser que la LOAFSP tanto las viejas como la nueva, establecen en su artículo 153 que las transferencias que efectúe el FEM durante  un determinado ejercicio presupuestario no podrán ser superiores a un 50% del saldo de dicho Fondo para el cierre del ejercicio presupuestario inmediatamente anterior, por lo que entonces el saqueo de Pudrevsa tenía que ser como mínimo de US$ 400 millones ya que para ese momento su saldo al ejercicio anterior era de US$ 800 palos, pero que va, vino la estatal y suasssssssss, ¡ven a mí que tengo flor!, y lo dejó más limpio que un silbido en franca violación a la LOAFSP, Fondo que en la actualidad lo que tiene son unos US$ 3 millones violándose con esto con plena fragancia la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público.    

Ahora bien, en este Fondo  se ha cometido otra estafa en contra de los intereses de la nación, toda vez que también desde al menos abril 2009  la LOAFSP también  estableció a través del artículo 154, que  cuando el monto de los recursos del FEM exceda del 70% del monto equivalente al promedio del producto de las exportaciones petroleras de los últimos 3 años, el excedente será destinado al “Fondo de Ahorro Intergeneracional”, o para cuando el mercado financiero lo permitiese, también se podría utilizar tal excedente para operaciones de compra o refinanciamiento de deuda pública externa e interna. Según lo anterior,  si el  promedio de las exportaciones petroleras en los últimos tres años ha sido de US$ 68.000 millones (US$ 54.201 millones en el 2009; US$ 62.317 millones en el 2010 y US$ 88.131 millones en el 2011), en el FEM debería haber como mínimo US$ 47.600 millones que sería el 70% de los US$ 68.000 millones antes comentado, de tal manera que todo excedente sobre aquellos US$ 47.600 millones, iría al Fondo de Ahorro Intergeneracional del cual hablaremos en una próxima entrega, pero en el FEM actualmente hay como dijimos anteriormente sólo 3 palos verdes desde el 2 de febrero del pasado año. Entonces: ¿Dónde están los dólares  que deben alimentar al Fondo de Estabilización Macroeconómica por el aumento de los precios del petróleo?

martes, 17 de abril de 2012

En el desbarajuste incontrolado de la deuda pública Giordani emitió Bonos DPN por Bs. 13.200 millones para el primer trimestre del año y el Banco Central registró ¡Bs. 35.200 millones!

        Las subastas como siempre están a la orden del día en Bonos de la Deuda Pública Nacional (DPN) y Letras del Tesoro. Así las cosas, para el primer trimestre del año el esperpento llorón, ofreció bonos DPN por un total de Bs. 13.200 millones y Letras del Tesoro por Bs. 5.670 millones  para un total de Bs. 18.870 millones para este primer lapso de año. Aquí resalta el hecho como así lo podemos observar en el cuadro anexado que lleva adelante la Bodega Central de Venezuela -el cual hemos reducido por factores de espacio manteniendo sin embargo lo esencial-, que en el 2012 ya existen registrados por ¡Bs. 35.200 millones de DPN!, es decir, Bs. 22.000 millones más, de lo que subastó el esperpento llorón, y no nos venga con el cuento que se trata de bonos en circulación en general, porque cada uno de estos tiene números de Emisión y el Decreto que los especifica.

Así las cosas,  si bien es cierto que los decretos  8.771 y 8.773 de fecha 11 de enero del corriente, dieron autorización presidencial  por Bs. 20.000 millones y Bs. 25.820 millones respectivamente, para un total de Bs. 45.820 millones, no es menos cierto asegurar, que es no menos que imposible haber puesto en circulación Bs. 35.200 millones cuando se ofrecieron un total de ¡Bs. 13.200 millones!, razón por lo cual esta cuantificación representa otra estafa para la nación. Este desbarajuste incontrolado de la deuda, sin duda continuará para el segundo trimestre del año, toda vez que el esperpento llorón que maneja las finanzas en el país, ha ofrecido bonos DPN por Bs. 21.770 millones y Letras del Tesoro por Bs. 6.170 millones, para llegar a  un total de emisión de Bs. 40.640 millones para el primer semestre 2012, imaginamos nosotros que con esta tendencia  el registro debe ser de más de Bs. 100.000 millones en la BCV!!!!  


lunes, 16 de abril de 2012

Con la enésima reforma de la LOAFSP el gobierno trata de frenar su negligencia en el pago del servicio de la deuda pública a costa de recalentar la ya existida y con endeudamiento “a futuro” ... Esto quiere decir, que como el servicio para este año está pautado por ley de endeudamiento por Bs. 25.820 millones y se llegasen a cancelar Bs. 80.000 millones por amortizaciones e intereses que sería lo más seguro, ya comenzaríamos el 2013 con una deuda de ¡Bs. 54.180 millones! que tendría que ser incluida por la Asamblea Nacional en la Ley de Endeudamiento de ese año

        La reforma hecha al artículo 81 de la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público (LOAFSP) en marzo de 2009, estableció que se podía exceder el monto máximo a contratar en la Ley de Endeudamiento respectiva debido a calamidades o catástrofes naturales, así como por insuficiencia de ingresos ordinarios que no puedan ser compensados con recursos del Fondo de Estabilización Macroeconómica (FEM). Del mismo modo,  este aval  estaría  dirigida para casos de refinanciamiento y reestructuración de la deuda, así como cumplir con la soberanía alimentaria, la preservación de la inversión social, seguridad y defensa integral, agregándose que todas estas operaciones por encima del monto máximo a contratar, con excepción de las relacionadas a gastos extraordinarios productos de las calamidades o catástrofes, deberían autorizarse mediante ley especial emanada de la Asamblea Nacional, pero llegaría la enésima  reforma de la LOAFSP antes de irnos de Semana Santa, y se cambiaron las reglas del juego en torno al maldito endeudamiento en el país.

Así las cosas, en lo referente  a las calamidades y catástrofes sin autorización especial, así como lo de los recursos que no puedan ser satisfechos por el FEM, lo del refinamiento de deuda  y  lo de la soberanía alimentaria quedó igual, necesitando estas últimas tres, autorización por parte de la AN como lo preveía la anterior ley. No obstante, el segundo párrafo de dicho artículo sostiene que se podrá endeudar al país por encima de lo pautado en la ley de endeudamiento,  todo aquello que se refiera a la cancelación del servicio de la deuda que se trate de “circunstancias sobrevenidas, no previstas o difícil de prever”, semejante populismo ya rebasa el sentido común de las cosas,  toda vez que si algo precisamente se puede “prever” es el pago de una deuda que ya está contratada y cuyo intereses ya de por sí se conocen, al igual que sus amortizaciones. Con esto el gobierno trata de resolver una de las cosas donde mayormente ha ejercido su negligencia, como es lo del pago del servicio de la deuda, a costa de recalentar la ya existida, solo el pasado año el gobierno estimó erogaciones por este concepto de Bs. 16.730 millones con todo y el endeudamiento complementario, y se terminó pagando casi los ¡Bs. 70.000 millones entre intereses y amortizaciones!, algo que venimos denunciado desde hace bastante tiempo.  

Y para colmo de males,  este endeudamiento sobrante necesitado para el servicio de la deuda, se va a contabilizar para el ejercicio siguiente, es decir, como “deuda a futuro”. Así las cosas por ejemplo, si el servicio pautado para este año por ley de endeudamiento 2012 es de Bs. 25.820 millones y se cancelan en realidad amortizaciones e intereses de Bs. 80.000 millones que es lo más seguro, ya comenzaríamos el 2013 con una deuda de ¡Bs. 54.180 millones! que tendría que ser incluida por la Asamblea Nacional en la Ley de Endeudamiento de ese año. Pero,  ¿quién será el responsable de todo esto?: ¡Yooooooooo, el Hugo Primero!, puesto que todo esto deberá ser aprobado por el presidente de la república en Consejo de Ministro, sin escuchar la opinión favorable del BCV, ni la autorización de la Asamblea Nacional, aclaratoria innecesaria, puesto que la Bodega Central nunca tiene nada que decir al monarca  y aún no se conoce de algo que la  Asamblea Nacional le haya negado a Chávez.  Pero la maldición no termina allí, puesto que el reformado artículo también establece por desgracia ajena, que el presidente de la república puede decretar créditos adicionales también sin el permiso de la AN, es decir, establecer un endeudamiento hasta el infinito y más allá.


viernes, 13 de abril de 2012

El gobierno prepara pagar las prestaciones sociales con unos bonos que a dos años se pueden convertir en “papel tualet” lo que provocaría pérdidas en el pago de éstas por más del 50%

        El artículo 92 de nuestra constitucional no puede cantar más claro que cualquier gallo: “Todos los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a prestaciones sociales que les recompensen la antigüedad en el servicio y los amparen en caso de cesantía. El salario y las prestaciones sociales son créditos laborales de exigibilidad inmediata. Toda mora en su pago genera intereses, los cuales constituyen deudas de valor y gozarán de los mismos privilegios y garantías de la deuda principal”. Sin lugar a dudas, que cuando se  redactó el anterior artículo, el espíritu del constituyente se refería a que la exigibilidad inmediata del pago de tales prestaciones fuera en efectivo, en cash pues, en una suerte de cayendo el muerto y soltando el llanto, pero no, el gobierno en franca violación con este artículo se prepara para pagar las prestaciones sociales en bonos que en ningún sentido son pagos de “exigibilidad inmediata”, y no suficiente con eso, según lo que se ha informado los mismos no podrían venderse en dos años, lo que hace la medida mucho más inconstitucional, con el riesgo de que los trabajadores pierdan incluso más de la mitad de sus derechos legalmente adquiridos. 

En extremis, se podría aceptar la emisión de dichos bonos por dos razones esenciales, una porque el gobierno irresponsablemente no cuente con los recursos, y el otro para que no afecte la masa monetaria circulante que trae consigo un aumento de la inflación, aquí en ambos casos los trabajadores son inocentes  ante la negligencia gubernamental. Sin embrago,  un gobierno serio ante semejante situación, pudiera emitir tales bonos con una prima, digamos del 30% con derecho a venta por parte del trabajador y así lo desea, aquí se estaría cumpliendo con la parte del pago de prestaciones sociales de forma inmediata como reza la constitución, allá el trabajador sino lo quiere así, y decida quedarse con el bono como un activo y venderlo cuando le plazca. Al mismo tiempo, esta medida  de emisión al 130% reduce en lo máximo posible la pérdida de la que pueda ser víctima el trabajador al vender el bono, una emisión de 130% que se pueda vender en 90% solo le procura al trabajador una pérdida  del 10% de sus prestaciones, esto se pudiera aceptar en extremis, pero el gobierno no hará ninguna de las dos cosas, cuando a través de la represión incumpla la constitución.

Así las cosas, no se habla de ninguna prima, si la emisión es a la par y el bono se cotiza en 70% para el momento en que decida venderlo el trabajador, éste  perderá por acción del gobierno revolucionario que tanto dice defenderlo ¡30% de sus prestaciones sociales!, pero la cosa se puede empeorar toda vez que el gobierno unilateralmente ha decidido que el trabajador no podrá vender dicho bono en menos de 2 años, y ¿quién asegura el valor de ese  bono en 24 meses ante una economía financiera que se tambalea a nivel nacional e internacional?, ¡nadie!, aquí se corre el riesgo de que en ese lapso de tiempo ocurra la tan esperada hecatombe  financiera mundial y convierta esos bonos en “papel tualet”, lo que significaría que el trabajador como mínimo estaría perdiendo cuando venda sus “monos” más del 50% de su sudor de la frente a la que con justicia y toda la legalidad del mundo tenía derecho, todo lo cual nos pondría a otra estafa consagrada en la Revolución Bolivariana, por lo que con revolucionarios así, para que enemigos. Les cuento que mi libro “La Piedra de Sísifo” (La Maldición de la Deuda Pública en Venezuela) está en el “Top Ten” de Tecni-ciencia del Sambil, Caracas, al lado del libro de Steve Jobs y el último de Paulo Coelho. Qué tal?   

miércoles, 11 de abril de 2012

En el despelote de divisas que existe en el país el nuevo Fondo de Ahorro Nacional de los Trabajadores se convertirá en el quinto organismo con la potestad de manejar dólares con posibilidades de venderlos en el mercado “afro-descendiente”

         Cuando aquí existía lo que se conocía como Banco Central de Venezuela su ley del año 2001 establecía a través del ordinal 6 del artículo 7, que tal institución  ejercería la vigilancia y regulación del mercado de divisas en el país, algo que era completamente ratificado en el articulo 110 ejusdem, estableciéndose de hecho  en el 125 las sanciones pertinentes a lugar para aquellos que infringieran tal medida. Cuatro años después, en julio de 2005  vino su famada reforma donde se estableció que ya no era exclusivo que PDVSA le vendiera todas sus  divisas al BCV derivadas de la exportación petrolera, algo que fue lo que precisamente comenzó a convertir a la prestigiosa institución en la Bodega Central de Venezuela. Esa misma reforma fue la que estableció que el recién creado  Fonden recibiera recursos  provenientes de divisas de Pudrevsa y del propio BCV, lo que provocó que existieran tres instituciones: BCV, Pudrevsa y el Fonden con manejo de divisas en el país.

            A este manejo de divisas en el país se le agregó las que recibiría el Bandes, cuando su ley creada en junio de 2008, estableció a través del artículo 10 que el mismo  podrá movilizar depósitos en divisas sin la obligación de convertirlos en moneda nacional,  no estando  sometido a restricciones en lo que respecta a términos,  limitaciones y modalidades de sus operaciones y posiciones en monedas extranjeras. De esta manera, el Bandes podría endeudarse en divisas  algo que le fue concedido a través del articulo 13 ejusdem. De esta forma contraviniendo lo estipulado en la ley de BCV entre cuya funciones esta lo de la “regulación de divisas” como explicamos anteriormente, el Bandes se convirtió en el cuarto organismo con la capacidad de manejar monedas extranjeras en país.

            Pero la fiesta continúa, con la pronta creación del nuevo Fondo de Ahorro Nacional de los Trabajadores, anunciado el pasado martes desde La Habana, el cual recibirá divisas por el 4% de la participación de las empresas mixtas constituidas en la explotación de la Faja del Orinoco a través de la nueva filial de Pudrevsa llamada “Social”, todo lo cual convierte a este fondo como el quinto organismo en el manejo de la divisas en el país, de hecho se anunció la reforma de la ley de la Bodega Central para hacer la cosa más legal. Este Fondo será precisamente el encargado  de la emisión de los Bs. 40.000 millones de los Prudrebonos que servirán para cancelar la deuda de prestaciones sociales  con el sector público, algo que se hará  antes del 1ro de mayo de este año, día de la nueva ley del trabajo. Cálculos oficiales indican que este año el nuevo fondo le ingresaran US$ 116 millones, estimándose   una proyección de casi US$ 6.000 millones para el año 2036, si es que acaso estamos vivos, Fondo que correrá con la misma suerte del BCV, Fonden, Pudrevsa y el Bandes, corrupción, negligencia y venta de divisas en el negro mercado.