viernes, 10 de diciembre de 2010

Lo que tiene que averiguar el SEBIN es la relación que hay entre el Superintendente Behrens y el dueño del BNC

Cuando Torres Ciliberto, compró Central Banco Universal, Banco Real, y a Mibanco, y paralelamente Fernández Barrueco, para no quedarse atrás, comprara Canarias, Bolívar, Banpro y Confederado, el Superintendente Behrens no hizo absolutamente nada!, ni siquiera se molestó en averiguar el “origen de los fondos”. Luego cuando Gonzalo Tirado, compró Inverunión a Ignacio Salvatierra y adquirió además la Entidad de Ahorro y Préstamo Mi Casa, Behrens tampoco hizo absolutamente nada!, lo que si hizo el Superintendente fue amañar la subasta del intervenido Stanford Bank para que este fuera adquirido por José María Nogueroles por casi Bs. 200 millones, dueño del Banco Nacional de Crédito (BNC), pero muy extrañamente Nogueroles luego quería vender su BNC al ex dueño del Banco Real, Julio Herrera Velutini, pero el negocio al final se cayó. Posteriormente José Zambrano, dueño de Banorte estaría intentando comprarle al grupo Mezerhane el Banco Federal, transacción que también se caería por si sola. Behrens pudo objetar las operaciones de compra y venta de los bancos que si se llevaron a cabo a través del Articulo 21 de la Ley de Bancos vigente para el momento, pero el Super ni se molestó siquiera en leer dicho articulo, y después no fue mera causalidad que todas las instituciones financieras antes mencionadas terminaran intervenidas, rehabilitadas para el gobierno o liquidadas, a excepción del BNC, por ahora.

Luego de todo esto, se supo que en noviembre del pasado año, la DEA aplicaba medidas de embargo sobre las cuentas operativas y de compensación del Caracas International Banking Corporation (CIBC), con sede en Puerto Rico gerenciado por el mismo Nogueroles por el delito de “lavado de dólares del narcotráfico”, este inmediatamente apeló la medida ante las autoridades nacionales, pero para finales de ese mismo mes, la Corte del Distrito de la Isla del Encanto decidió acogerse a la solicitud de la DEA por los motivos de hecho y de derecho. Y la cosa se le enyoyó más a Nogueroles, cuando al parecer el mismo había autorizado el movimiento de cuentas de Abdalá y Basil Makled clientes del CIBC, detenidos en Venezuela, acusados de narcotráfico, los Makled habían sido detenidos el 12 de noviembre de 2009 y las cuenta se movilizaron el día 20 de ese mismo mes. Sobre el particular Walid Makled detenido en Colombia confesaría que la afamada estirpe tenía US$ 3,4 millones que estaban en Citibank, pero como el banco de Nogueroles ofrecía un puntico más de interés, agarraron esos cobres y los pasamos al CIBC, a través de otro banco. Hoy de nuevo, una vez más el señor Nogueroles y su BNC vuelve a ser noticia toda vez que Chávez ha ordenado al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), que se registre a ese Banco, ayudemos a esa causa.

Una de las cosas que tiene que averiguar dicho cuerpo policial es la relación que debe existir entre el Superintendente Behrens y Nogueroles, cuando el primero hizo lo posible e imposible para que el segundo se quedara con el Stanford Bank, aquí las malas lenguas sostienen que el BNC, así como lo hacían Canarias y Banpro, paga enormes cantidades de dinero a la Secta Religiosa: “Impacto de Dios en el Mundo” a la cual presumiblemente pertenece el Super. Y lo otro, que debería averiguar el Sebin es ¿Por qué?, si este ha sido desde hace un buen tiempo para acá un banco muy cuestionado, cuyas piedras de su río vienen sonando desde hace mucho tiempo, cuyo dueño esta involucrado directamente con el asunto de la DEA en el Caracas International Banking Corporation de Puerto Rico, se le haya permitido a este Banco que participase como cuan pedro por su casa en las recientes emisiones de los Pudrebonos 17 y Soberanos 22, y que de pasapalo el mismo tenga en la actualidad mas de Bs. 1.000 millones de bonos de deuda publica nacional, de tal manera que el Sebin lo que tiene que buscar es ¿quienes son los padrinos gubernamentales del BNC?.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Ley Orgánica de Contraloría Social no es más que un retorno a la excomulgada “Ley Sapo”

¡Ah uhmm!, dijo un día un sapito, ¡Ah uhmm! dijo otro sapito para mi, los sapitos hacen ¡uhmm ah uhmm!, los sapitos hacen ¡uhmm ah uhmm!, si, comenzamos hoy con esta inolvidable canción del popular Kiko, amiguito del Chavo del 8, muy a propósito de la Ley Orgánica de Contraloría Social, ¡otra ley más!, por aprobarse antes de que termine el año, que tiene por objeto desarrollar y fortalecer el Poder Popular, mediante el establecimiento de las normas, mecanismos y condiciones para la promoción, desarrollo y consolidación de la contraloría social como medio de participación y de corresponsabilidad de los ciudadanos, las ciudadanas y sus organizaciones sociales, a través del ejercicio compartido, entre el Poder Público y el Poder Popular, para ejercer la función de prevención, vigilancia, supervisión y control de la gestión pública y comunitaria, así como también de las actividades del sector privado que incidan en los intereses colectivos o sociales, lo cual significa que abarca cualquier distinción de raza, credo o color, donde el sector privado deja de ser precisamente eso, privado! Tratemos de entender el camelote.

Primero ¿Que es la Contraloría Social?, la ley sostiene que es una función compartida entre las instancias del Poder Público y los ciudadanos, ciudadanas y las organizaciones del Poder Popular, para garantizar que la inversión pública se realice de manera transparente y eficiente en beneficio de los intereses de la sociedad, y que las actividades del sector privado no afecten los intereses colectivos o sociales. ¿Quién la ejecuta?, el Articulo 7 sostiene que la Contraloría Social se ejerce, de manera “individual” o “colectiva”, en todas las actividades de la vida social, y se integra de manera libre y voluntaria bajo la forma organizativa que sus miembros decidan. En el caso que sea “individual”, la persona formula o dirige una solicitud, observación o denuncia sobre asuntos de su interés particular o se relacione con el interés colectivo o social, y si es “colectiva” hará lo mismo, con la diferencia que ésta es conformada por dos o mas personas debidamente registrado como organización ante el Ministerio del Poder Popular correspondiente. Aquí lo que más nos preocupa es que dicha Contraloría Social, puede ser ejercida por “una sola persona” como acabamos de ver, que según reza la ley solo tiene que ser mayor de edad y ser rojo rojito, por supuesto. Veamos el procedimiento.

El Articulo 13 de la Ley sostiene que el mismo podrá realizarse mediante denuncia, noticia criminis o de oficio, con conocimiento en los hechos que conlleven a una posible infracción, irregularidad o inacción que afecte los intereses individuales o colectivos de los ciudadanos y ciudadanas. En primer lugar, según el Ordinal 1 de dicho artículo, el ciudadano como cualquier sapo: va con el chisme al órgano competente local, regional o nacional, para la apertura del inicio de la investigación a los efectos de comprobar la presunta infracción, irregularidad o inacción. Y aquí viene el problema, el Ordinal 2 de ese mismo Artículo, sostiene que: “Realizada la función de contraloría social y efectivamente presumirse las infracciones, omisiones o hechos irregulares, se levantará un acta suscrita por quien o quienes integren la Contraloría Social, en la cual se dejará constancia fiel de los hechos, acompañada de la documentación que soporte los mismos, la cual tiene carácter vinculante para los organismos receptores.” Es decir, la dichosa Contraloría Social solo consiste entonces en llevar el chisme a los organismos competentes del Estado de donde debe esperarse una oportuna y adecuada respuesta, cuando el sapo considere que una determinada empresa privada este afectando los intereses colectivos o sociales de la comunidad!, por lo que un procedimiento legal, y el derecho a la defensa a ver si la empresa incurre o no en el asunto del cual es acusada por el sapo, no esta contemplado en la Ley por aprobarse, reír por no llorar, ¡Ah uhmm!, dijo un día un sapito, ¡Ah uhmm! dijo otro sapito para mi, los sapitos hacen ¡uhmm ah uhmm!, los sapitos hacen ¡uhmm ah uhmm!.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Multa entre 3.250 y 325.000 bolívares fuertes para quienes se roben la luz

No será ni la primera, ni la última vez, en el que el Gobierno Nacional muestre su total negligencia para enfrentar lo del problema eléctrico en el país, como aquella loquetera de la Resolución emanada del Ministerio de Energía Eléctrica en febrero de este año, el cual ordenaba una reducción del consumo eléctrico que ni los mismos funcionarios fiscalizadores sabían medir, ni los usuarios ahorrar. En esta ocasión, nos referiremos al “Proyecto de Ley Orgánica del Sistema y Servicio Eléctrico”, aprobado en primera discusión y engavetado desde el pasado junio por las negligentes focas de la Asamblea Nacional y que urge ahora aprobar como Ley en segunda discusión.

Lo primero que debemos decir de este escueta Ley, es que a diferencia de la Resolución loca de febrero de este año, no clasifica los usuarios del servicio, metiendo en un solo saco tanto a los residenciales como a los comerciales e industriales en lo referente al “uso racional del servicio eléctrico”, cuando en la parte última del Articulo 35 establece que: “Los usuarios y usuarias con una demanda superior a dos megavatios (2 MW) deberán elaborar y aplicar un plan de uso racional y eficiente de la energía eléctrica para sus instalaciones”. Descifremos eso, un Kilovatio (KW) son 1.000 valtios y un millón de vatios representan 1 Megavatio (MW), para que se tenga una idea una casa promedio con las comodidades más importantes consume menos de 1.000 vatios al mes, pero la Ley no estipula si el uso racional es mensual, trimestral o anual, y con 2 MW podría proveerse de electricidad a 750 hogares. Ahora todo aquel que haga un uso desproporcionado de la electricidad comercial o industrial por debajo de un 1,9 MW, no deberá entonces elaborar un plan del uso racional y eficiente de la energía eléctrica!, todo lo cual indica que no se podrá controlar por este lado el uso racional de la electricidad.

En cuanto a las sanciones, la Ley establece en su Artículo 104 que todo aquel que se robe la luz se le podría aplicar una multa entre Bs. 3.250 y Bs. 325.000!, toda vez que el ordinal 2 de ese articulo sostiene que: “La conexión y consumo no autorizados a las instalaciones eléctricas del operador y prestador del servicio, será pagada con multa desde cincuenta unidades tributarias (50 UT) hasta cinco mil unidades tributarias (5.000 UT)”, y al no hacer la ley una diferenciación entre consumo residencial, comercial e industrial adivinen quienes son los que se van a robar la luz. Esta misma multa será aplicado a todo aquel que haga conexión de equipos que causen perturbaciones al Sistema Eléctrico Nacional, de acuerdo con las normas de calidad correspondientes. Por otra parte, todo aquel que altere, dañe o modifique de forma intencional a los medidores, sus equipos asociados y los equipos destinados a la prestación del servicio, serán multados desde Bs. 6.500 hasta Bs. 650.000!, aquí la ley será dura para todos aquellos que coloquen la “popular tarjetita de rayos x”, muy común de la barriadas que colocan detrás del medidor para ahorrar electricidad. De igual forma los cambios en el uso de la energía eléctrica no declarados al operador y prestador del servicio que impliquen la aplicación de una tarifa distinta, la multa será desde cinco unidades tributarias (5 UT) hasta cien unidades tributarias (100 UT), y aquellos usuarios y usuarias con una demanda superior a dos megavatios (2 MW) que incumplan con la formulación y ejecución del plan de uso racional y eficiente de la energía eléctrica, serán sancionados con multas desde cincuenta unidades tributarias (50 UT) hasta quinientas unidades tributarias (500 UT), es decir que se paga mas multa por la instalación de la tarjetita de rayos x, que por consumir mas allá de 2 megavatios.

martes, 7 de diciembre de 2010

Giordani en su desenfrenada búsqueda de recursos ha emitido hasta noviembre más de Bs. 16.000 millones de Letras del Tesoro

A mediados de año, hicimos, gracias a la ayuda de un asiduo seguidor, una lectura correcta del Articulo de la Ley de Endeudamiento referido a la colocación de Letras del Tesoro, el referido por lo menos para este año sostiene de que se autoriza al Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio del Poder Popular para Economía y Finanzas para que, durante el ejercicio fiscal 2010, emita Letras del Tesoro hasta un máximo en circulación al cierre del ejercicio fiscal 2010 de Bs. 5.150 millones, lo cual significa, que dicho monto representa la cantidad de Letras del Tesoro en circulación al cierre del ejercicio económico, es decir, hasta al 31 de diciembre de este año. Con esto Giordani y su combo, puede entonces emitir Letras hasta el infinito, que se venzan a lo largo de este año, sobre todo aquellas emitidas a 91, 105 y 182 días, y aquellas de 270 días emitidas como mínimo el 30 de marzo, para que se liquiden el último día del año, fecha en la cual solo deben haber Bs. 5.150 millones de letras del tesoro en circulación.

Ahora bien, la Bodega Central de Venezuela nos dice que entre el 2 de febrero hasta el 22 de noviembres de este año, Giordani ha emitido un total de Bs. 16.059 millones en Letras del Tesoro!, a 91, 105, 182 y 364 días, y al eliminar la ya vencidas que se pagaron sobre todo las de 91, 105 y algunas de 182 días tenemos que estas ascienden a Bs. 12.514 millones!, quedando todavía hasta este momento Bs. 3.545 millones en circulación. Es decir, aquí Giordani le tomó la palabra a Buzz-ligh-year, el compañero astronauta del vaquero de Toy Story y dijo: ¡hasta el infinito de letras y mas allá!. La cifra hasta noviembre representa casi el doble de lo emitido durante el pasado año y tres veces de lo emitido durante los años 2005 y 2006. Hay aquí que recordar que estas emisiones de deuda son obligaciones al portador emitidas por la República de Venezuela a corto plazo, destinada a sufragar gastos de caja de la Tesorería Nacional, pero como se observa el gobierno revolucionario las ha tomado ya como un nuevo mecanismo de financiamiento que se suman a los créditos adicionales y los recursos del Fonden, por lo que el presupuesto de 2010 va también camino al infinito y mas allá!

lunes, 6 de diciembre de 2010

viernes, 3 de diciembre de 2010

Ley de Emergencia de Terrenos Urbanos y Vivienda sin ayuda para los damnificados

Cuando reventó la crisis financiera de 1994, la Cámara de Diputados del extinto Congreso Nacional sacó una Ley de Emergencia Financiera que le otorgaba al Ejecutivo Nacional un lapso de seis meses para realizar operaciones de crédito público, consistentes en la emisión y colocación de Títulos de la Deuda Pública Nacional, a 20 años, no negociables, sin devengar intereses, para salvaguardar a los depositantes de las instituciones bancarias en quiebra. Como se observa al menos aquí se pretendía enfrentar dicha crisis de forma “directa” para salvaguardar rápidamente a los afectados, muy diferente a la “Ley de Emergencia de Terrenos Urbanos y Vivienda” que esta a punto de aprobarse en la Asamblea Nacional que ataca de forma “indirecta” la grave situación que atraviesan hoy en día los miles de damnificados por las terribles lluvias que han azotado últimamente al país, estableciendo incluso en ella artículos que nada tienen que ver con la emergencia existida y aprovechando dicho sea de paso, de introducir loqueteras como lo de la “Moneda de la Construcción”, como si semejante ridiculez le resolviera ahorita el grave problema que viven los afectados.

Así las cosas, la Ley tiene como objeto acelerar todas las acciones que el Estado debe tomar para asegurar el derecho de las familias venezolanas en riesgo vital, ¿de escasos recursos, sin vivienda propia? y ¿jóvenes parejas iniciando familia a una vivienda digna para su buen vivir?, de aquí solo se nota como una real emergencia aquellas familias venezolanas en “riesgo vital”, el resto a los cuales va dirigido la ley tiene que ver más con la responsabilidad del Estado en sus políticas de vivienda, que nada tiene que ver con la emergencia actual, de esta forma cuando se ligan peras con manzanas, pierde fuerza la Ley de Emergencia por aprobarse, porque se distrae de lo que realmente esta pasando ahorita. Es en el Artículo 13 del Capitulo II de la Ley, el que nos habla de los modos de proceder ante la declaratoria de emergencia por calamidad, catástrofes u otros acontecimientos, que es la situación actual, es decir, lo que debería ser primordial en la Ley, esta más bien en un segundo plano. Allí si se especifica la ocupación temporal de bienes inmuebles que se encuentren en estado de abandono como es el caso del Edificio Confinanzas que pertenece al Estado y ocupado desde hace algunos años por gente humilde que esta viviendo allí, sin que el Gobierno los hubiese ayudado a mejorar su situación. Del mismo modo, dicho articulo prevé la adquisición por adjudicación directa de bienes muebles orientados a la dotación o acondicionamiento y la adquisición por adjudicación directa, y previa negociación consensuada con los propietarios, de construcciones habitacionales, donde podrían entrar allí las cantidad de construcciones habitacionales confiscadas recientemente por el Estado por los megafraudes cometidos de las inmobiliarias intervenidas, que podrían hacer “pelar gajo” a sus verdaderos propietarios. Pero la Ley no prevé por ejemplo recursos adicionales para el gobierno ni la colaboración cuasi-obligatoria de la maquinaria pesada del sector privado para el despegue de las vías, tan necesitadas en estos días.

La Ley sobre la Emergencia que vive el país se pierde en que el Estado expropiará terrenos, que nada soluciona la problemática actual, a no ser que decida hacer allí muchos ranchos; su actuación sobre las políticas publicas de estimulo a la construcción de viviendas, algo así como las expropiaciones recientes que no ayudan mucho a la problemática; al mismo tiempo que habla del incentivo impositivo, en fin ¡pura paja, mano!, nada de eso solucionará la crisis actual de los damnificados!, es decir, las focas están mandando una Ley para que el Estado actué en algo que con mucha anterioridad a las calamidades de hoy en día, debía ser de su total responsabilidad y que por su absoluta negligencia nunca cumplió!, y no suficiente con esto para cerrar con broche de oro, colocan además el ridículo invento de la “Moneda de la Construcción”, avasallante demagogia que en nada!, ¡nada! ayuda a los actuales damnificados!. De lo que se desprende en la Ley dicha moneda actuará como índice de valor oficial, fijado no por el BCV, sino por el Instituto Nacional de Tierras Urbanas y Vivienda para las operaciones inmobiliarias relativas a los negocios de compra y venta de unidades de vivienda familiar principal en construcción, lo cual significa que existirá un papel determinado en bolívares para comprar viviendas, vayan ahorita ridículos de toda ridiculidad!, a entregarle a los damnificados actuales esa “Moneda de Construcción” para ver que hacen con ella!.

jueves, 2 de diciembre de 2010

¡Estamos en el peor mundo económico posible!

La devaluación, para que logre el efecto que quiere el Gobierno, tendrá que ser de nuevo del 100% del 4,30, lo cual significa que el dólar para importaciones que no sean de salud y alimentos se ubicará en Bs. 8,60, de no ser así, no conseguirá nada el gobierno con una devaluación por debajo de ese porcentaje, pero si esto es así, el SITME quedaría inhabilitado, puesto que la cotización de hasta sus peores bonos tienen un tipo de cambio implícito por debajo de ese precio, esa sería la razón principal para no devaluar, pero si no se devalúa entonces la economía 2011 seguiría igual o lo mas seguro “peor” que la de este año


Todos debemos recordar que cuando la Asamblea Nacional decidió reformar la Ley de Ilícitos Cambiarios en diciembre 2007, estableció en el Articulo 6, para combatir el mercado paralelo y la inflación, que todos aquellos establecimientos que habiendo adquirido sus mercancías importadas con divisas autorizadas por CADIVI, tendrían que colocar un agraciado cartel que de manera visible y publica sostuviera, que tales mercancías estaban allí, gracias al favor concedido por la Comisión de Divisas. Pocos o casi ninguno de los negocios comerciales cumplieron la medida y ya para hoy luce completamente anticuada, no consiguiendo la misma los objetivos propuestos. El caso era que si un comerciante traía un jean importado de US$ 60 a un tipo de cambio de Bs. 2,15/US$ que le daba Cadivi, lo tendría que vender como mínimo en Bs. 130 para no perder nada, pero otro comerciante que se iba al permuta porque Cadivi no le daba ni un centavo, conseguía los dólares a Bs. 6,00 por decir algo, para traer el mismo jean, pero necesariamente lo tenía que vender a Bs. 360 para tampoco perder nada, cosa que le encantaba al primer comerciante, porque con eso subiría el precio de su jean que trajo a Bs. 2,15 para una mayor ganancia, aquí como se observa era el dólar Bs. 6 quien a la final equiparaba los precios de las mercancías. Esa fue la razón principal por lo que cuando se devalúa la moneda en 100% que colocó el nuevo tipo de cambio para este tipo de importaciones a Bs. 4,30 si bien es cierto fue inflacionario no fue tan traumático del todo, toda vez que ya veníamos soportando esa inflación de Bs. 6 por dólar. Lo mismo está ocurriendo en el presente.

Al salir los Bonos Cambiarios del BCV sobre un precio que redondeaba los Bs. 5 por dólar, en ese momento el articulo 6 de la Ley de Ilícitos Cambiarios tuvo que ser reformulado para que el comerciante colocara en el agraciado cartel que tales dólares los había otorgado el BCV, y luego cuando llegó el Sitme dicho articulo tuvo que haber sufrido una nueva modificación para agradecerle ahora también al sistema, con esto los comerciantes podían tener “tres carteles” distintos de agradecimiento, uno por Cadivi a Bs. 4,30; uno por los Bonos Cambiarios; y el otro por el Sitme, tres maneras distintas de obtener dólares legales en diferentes precios!, y si el mencionado articulo hubiese sido reformulado era entonces muy probable que en un mismo negocio se vieran los tres chiflados carteles!. Pero ahora, ya no existiendo los Bonos Cambiarios ¿quien equipara los precios entre Cadivi y el Sitme?, el último por supuesto. Ayer explicábamos como el BCV a nuestro juicio mentía sobre el tipo de cambio ponderado “real” del Sitme, y también veíamos como el Pudrebono 2017 podía originar un tipo de cambio implícito de Bs. 7,71 por dólar, quién podría ser ahorita el referencial para equiparar los precios. Aquí se puede dar el caso que un mismo comerciante haya traído mercancía a dólar 4,30 de Cadivi, a 5,30 con un buen bono del Sitme, pero si lo hizo a través del Pudrebono 2017 su cambio implícito fue de 7,71 que a la larga le equiparía todos los precios.

Ahora el gobierno se encuentra en todo un laberinto inextricable con la devaluación, para que logre el efecto que quiere, que fue el mismo que busco este año, que no importa cual fue, lo cierto del caso es que esta tendrá que ser de nuevo del 100% del 4,30, lo cual significa que el dólar para importaciones que no sean de salud y alimentos se ubique en Bs. 8,60 de no ser así, no conseguirá nada el gobierno con una devaluación por debajo de ese porcentaje, pero si esto es así, el Sitme quedaría inhabilitado puesto que la cotización de hasta sus peores bonos tienen un tipo de cambio implícito por debajo de ese precio, esa sería la razón principal para no devaluar, de hecho este año echaron al sistema US$ 6.000 millones entre Soberanos 22 y el Pudrebono 17, pero si el Gobierno no devalúa entonces la economía 2011 seguiría igual o lo mas seguro peor que la de este año, es decir, estamos en el peor mundo económico posible!.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Banco Central oculta el verdadero tipo de cambio en el Sitme

Todos los días desde que se estableció el Sitme, la Bodega Central de Venezuela anuncia lo que según ellos es el Tipo de Cambio Implícito Promedio Ponderado: Bs.5,30/US$, sea el bono que fuese de los 24 que se cotizan en el actual Wnte “prestor”. Pero esto es algo más retórico que “real” como veremos a continuación. Hace algún tiempo sabíamos que en el BCV se aplicaba la siguiente fórmula inventada por su Kinomatemático presidente, toman el precio de valor máximo del bono en bolívares, lo multiplican por Bs. 4,30 y lo dividen por su cotización mínina en bolívares, para que les de ese Bs. 5,30 por dólar siempre anunciado. Así por ejemplo, si tomamos la cotización máxima de Petrobono 2011 de día lunes que fue de 116,07%, y lo multiplicamos por 4,30, y su vez lo dividimos entre su cotización minima que fue de 94,17%, obtendríamos ese Bs. 5,30 por dólar (116,07 x 4,30 / 94,17). De la misma forma, si agarramos el Pudrebono 2017 cuyas cotizaciones en bolívares para el mismo lunes fueron de 55,42 y 68,31 respectivamente, obtendríamos los mismos 5,30 por dólar (68,31 x 4,30/ 55,42 = 5,30), así pues, salga sapo o salga rana, con esta cotización arbitraria en bolívares y esta “milagrosa” fórmula es que nos ha dicho la Bodega Central de Venezuela que el Sitme han entregado a los importadores dólares a 5,30 bolívares, pero no siempre ha sido así, ¿que sucede en la cruel realidad?.

Cuando vamos al Sitme y tenemos la fortuna de vender nuestro bono Soberano 22 a través de dicho sistema, este aparte de su cotización en bolívares (84,93 / 104,68) que lleva el BCV, se cotiza al mismo tiempo en dólares en el mercado internacional a un precio de 84,25% para la venta, lo cual significa que nuestro tipo de cambio implícito sería de Bs. 5,15, no de 5,30, derivado de que 4,30 x 1.01 de comisión, entre 0,8425 de cotización; o en otras palabras todo aquel que haya adquirido US$ 3.000 en esto bonos invirtió Bs. 13.020 con comisión del 1% (US$ 3000 x 4,34), si al vender el bono el lunes a un precio de 84,25% de su valor en verdes, tuvo que haber recibido US$ 2.528 (US$ 3.000 x 0,8425), por tanto, su cambio implícito sería de Bs. 5,15/US$ al dividir su inversión entre los dólares que realmente recibió (Bs. 13.020/ US$ 2.528), pero para efectos de la cuenta del Kino del BCV el tipo de cambio implícito es de 5,30, derivado de que 104,68 cotización máxima en bolívares x 4,30, entre la cotización mínima 84,93), por lo que el BCV esta ocultando el verdadero valor del tipo de cambio implícito. Como vimos aquí el interesado consiguió dólares a Bs. 5,15, pero que pasa cuando es un Pudrebono 17.

En la primera parte de nuestro artículo ya vimos como la cotización de este en bolívares origina un tipo de cambio de 5,30 según el BCV (68,31 x 4,30/ 55,42 = 5,30), pero el mismo lunes su cotización en dólares era de 64,75% para la venta, por lo aquí tenemos que el implícito real es de Bs. 6,70 derivado de 4,34/0,6475, aquí el interesado sale con las tablas en la cabeza y el BCV vuelve a mentir sobre el verdadero tipo de cambio implícito. Pero ¿por que el Kino hace eso?, el experto financiero Henkel García nos dice al respecto que el BCV se podrían lavar las manos de la cotización del Sitme aludiendo que ese el precio que fija "el mercado", compartiendo esta opinión nosotros por nuestra parte agregamos que se trata de que la Bodega Central no tiene otro camino, no podría estar dando todos los días un tipo de cambio implícito diferente porque allí sí que, ¡sálvese quien pueda!, ante esto prefiere entonces mentir como lo ha venido haciendo. Ahora lo otro que allí ocurrirá es que para inicios del venidero año, ese 5,30 de todos modos será devaluado, no tanto por la tan esperada devaluación, sino porque precisamente se están acabando los Petrobonos 2011 que son los que sostienen el sistema según el BCV a 5,30, así las cosas.

martes, 30 de noviembre de 2010

“Mercado negro” ha financiado US$ 1.700 millones para importaciones en el III-2010

Hace aproximadamente dos meses habíamos comentado que durante el primer semestre del año, el ya ahora inexistente mercado permuta había financiado unos US$ 2.000 millones para importaciones, toda vez que el portal de Cadivi señaló que para la fecha, el BCV por orden suya había liquidado US$ 11.248 millones a los importadores, de las cuales US$ 9.367 millones fueron para las ordinarias y el resto destinado a la mercancía traía de la Aladi, no obstante a ello, el propio BCV sostiene en su Balanza de Pagos que para el mismo lapso, habían pasado por las aduanas del país US$ 14.233 millones de productos traídos del exterior, todo lo cual significó que casi US$ 3.000 millones no pasaron por Cadivi, de donde tendríamos que descontar US$ 521 millones de Bonos Cambiarios Venezolanos financiados por el BCV y los US$ 400 millones que otorgó el Sitme durante el mes de junio, para así poder asegurar que cerca de US$ 2.000 millones de importaciones fueron financiados en el mercado permuta, a un tipo de cambio que en ocasiones sobrepasó hasta los Bs. 7 por dólar.

Ahora sin el mercado permuta y sin los bonos cambiarios del ente emisor, Cadivi nos señala que para el tercer trimestre del año autorizó US$ 5.455 millones para importaciones de los cuales, US$ 4.381 millones fueron ordinarias, mientras que el resto se autorizó vía Aladí, a raíz de esta información, la misma Comisión de Divisas nos dice que la Bodega Central de Venezuela liquidó de ese total US$ 5.346 millones, pero como en el semestre anterior, al mismo tiempo el propio BCV en su Balanza de Pagos nos dice que para el tercer lapso del año las importaciones no petroleras, es decir bienes y mercancías del exterior que cruzaron las aduanas venezolanas rayaron los US$ 9.052 millones, lo cual indica que el BCV por orden de Cadivi solo liquidó el 60%, quedando entonces un remanente de US$ 3.706 millones, de los cuales habría que deducirle US$ 2.000 millones que otorgó el Sitme entre junio y septiembre de este año, con lo cual queda aún un remanente de US$ 1.706 millones, y no habiendo ya bonos cambiarios del BCV ni muchos menos mercado permuta, esta fue la cantidad de importaciones que financió el “mercado negro” del dólar.

Lo curioso del caso es que tal cosa esta ocurriendo a pesar de una supuesta férrea fiscalización por parte del Seniat en las aduanas del país, toda vez que desde finales de mayo de este año dicha institución sacó el “Instructivo para el llenado de los documentos adjuntos en la Declaración Única de la Aduana (DUA), para dar cumplimiento a lo pautado en la Ley de Ilícitos Cambiarios creando con esto un nuevo código de documento adjunto con la descripción: “Origen de Divisa”, el cual es de obligatorio llenado para que los importadores expusieran de donde habían sacado los verdes para la mercancía que traían en el manifiesto de importación, donde tienen que colocar si eran de Cadivi, de los BCV, del operaciones de mercado permuta o de finalmente del Sitme, pero aún así como estamos viendo se han ido coleando unos cuantos dólares por el mercado negro, hasta el momento como dijimos US$ 1.700 millones, faltando aún el último lapso del año, y ¿a que precio?, solo Dios lo sabe!.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Hasta agosto 2010 el “cráter” fiscal del Gobierno ha alcanzado más de Bs. 36.000 millones

Los dos más grandes escollos que han enfrentado los revolucionarios son, la deuda pública y el déficit fiscal que ha pasado a ser últimamente un hueco fiscal para convertirse ya en todo un “cráter” fiscal. Así las cosas, para agosto de este año los ingresos ordinarios del país alcanzaron los Bs. 97.000 millones, en contraste a los egresos que alcanzaron Bs. 133.167 millones!, para un acumulado de cráter fiscal de más de Bs. 36.000 millones, es decir 36 billones de los viejos bolívares!, siendo el mes de julio el peor de todos en lo que va de año, toda vez que se gastaron casi Bs. 20.000 millones con unos ingresos de apenas Bs. 11.316 millones, para un déficit solo en ese mes de Bs. 8.497 millones, lo que evidencia el desorden en las cuentas fiscales de la nación. Pero, ¿como ha podido sobrellevar el gobierno este gigantesco cráter acumulado hasta agosto de este año?, la respuesta a ello lo encontramos en los ingresos extraordinarios de la nación.

Como sabemos en diciembre del pasado año, la Asamblea Nacional aprobó un presupuesto 2010 en base a un barril de petróleo de US$ 40, y este ha promediado en lo que va de año sobre los US$ 70, de tal manera que la diferencia, son ingresos extras, con lo que ha contado el Gobierno, no contemplado en dicho presupuesto. En este sentido, para agosto de este año tales ingresos extras llegaron a Bs. 55.710 millones!, y son quienes han venido financiando el cráter fiscal ordinario antes comentado, lo que indica que del total de ingresos de la nación el 36% ha venido por esta vía!. Esto es algo que peligrosamente viene haciendo el Gobierno por los menos desde el pasado año, cuando en su desorden fiscal los ingresos extraordinarios La cosa es tan complicada que estos casi Bs. 56.000 millones de ingresos extraordinarios hasta agosto de este año, ya están muy cerca de lo recibido en todo el 2009, año que finalizó con un déficit fiscal ordinario de más Bs. 50.000 millones, lo cual evidencia que a mayores ingresos extraordinarios, mayor es el cráter fiscal por los gastos desaforados del gobierno y eso que todavía faltan 4 meses por contabilizar, lo que sin duda hará aumentar el cráter fiscal para finales de este año, es decir de aquí a la luna.
La cosa es tan complicada que esto
s casi Bs. 56.000 millones de ingresos extraordinarios hasta agosto de este año, ya están muy cerca de lo recibido en todo el 2009, año que finalizó con un déficit fiscal ordinario de más Bs. 50.000 millones, lo cual evidencia que a mayores ingresos extraordinarios, mayor es el cráter fiscal por los gastos desaforados del gobierno y eso que todavía faltan 4 meses por contabilizar, lo que sin duda hará aumentar el cráter fiscal para finales de este año, es decir de aquí a la luna

viernes, 26 de noviembre de 2010

Pagos de deuda publica ascienden para el tercer trimestre 2010 a Bs. 118 millones diarios

Cerramos esta semana con otras cifras oficiales relacionadas a la deuda pública venezolana, esta vez referido al monto que ha ascendido su servicio hasta el tercer trimestre del año. Para tal fecha, el Ministerio de Planificación y Finanzas sostiene en sus cuadros de Movimientos de Deuda Pública, que por concepto de deuda interna se han cancelado por amortización de capital Bs. 15.960 millones y Bs. 4.980 millones de pagos de intereses lo que hace una suma total del servicio de la deuda interna de Bs. 20.940 millones. Por su parte, los reembolsos de deuda externa ha sido hasta la misma de US$ 2.109 millones con pagos de intereses de US$ 2.037 millones para un total de US$ 4.146 millones, que a un tipo de cambio de 2,60 por dólar en que se contabiliza dicha deuda después de la devaluación, se convierte en un servicio de deuda externa de Bs. 10.780 millones (4.146 x 2,60). En este contexto, al sumar tanto los Bs. 20.940 millones de servicio de la deuda interna y estos últimos Bs. 10.780 millones de la deuda externa, se llega un servicio total de deuda pública hasta el III-2010 de Bs. 31.720 millones!, y al dividir semejante cantidad de dinero entre los 270 días que tienen tres trimestres, nos da un pago diario de deuda externa de Bs. 118 millones!, es decir 118.000 millones de los bolívares anteriores!.

La cifra marca todo un record en los pagos diarios de deuda pública, porque como bien lo muestra cuadro, el máximo monto de pagos diarios de deuda se había producido en el año 2006 cuando los mismos alcanzaron los Bs. 93 millones, todo lo cual representa lo pagado hasta ahora un aumento de casi un tercio, faltando todavía el último trimestre del año. Aquí es donde podemos detectar el desbarajuste de los genios que planifican las cuentas públicas de la nación, toda vez que la Ley de Endeudamiento de este año prevé un servicio de deuda de apneas Bs. 10.293 millones!, por lo que lo pagado de Bs. 31.720 millones hasta el tercer lapso del año, representa más del triple de lo contemplado de manera muy irresponsable en el presupuesto de este año. Sobre este punto para el año entrante la cosa será mucho peor, ya que se prevé desembolsos por nuevo endeudamiento de más de Bs. 40.000 millones y el servicio ha sido calculado idiotamente en Bs. 10.729 millones!, es decir, un pelín más de lo presupuestado para este año que se convirtió en algo ridículamente insuficiente.

jueves, 25 de noviembre de 2010

¡Nuestro insólito endeudamiento! Interna más de Bs. 83.000 millones; Externa casi US$ 77.000 millones

“Mucha ruido y pocas nueces”, es una comedia del mas grande escritor de todos los tiempos Williams Shakespeare, así anda últimamente las cifras de la deuda publica de Venezuela, “con mucho ruido, pero con muchas nueces”, a diferencia de la obra del dramaturgo inglés. Las cifras van de aquí para allá, y de cuyagua para acá, tratemos en este artículo sobre el monto real de la deuda pública de Venezuela basado en las propias cifras oficiales, donde no hacen falta para nada abultar las mismas. Según el registro que lleva el Ministerio de Planificación y Finanzas el saldo de la deuda interna de Venezuela, es decir la deuda en bolívares, alcanzó para el tercer trimestre de este año: Bs. 83.047 millones!, lo que significa un asombroso monto, cuyo crecimiento es de más del 3.000%, desde la llegada de los revolucionarios al poder, ya que esta se ubicaba en apenas de Bs. 2.534 millones para diciembre de 1998. Al mismo tiempo, Finanzas también nos informa que para el III-2010 la deuda externa, esta es la que debemos en dólares, ha llegado a US$ 36.847 millones, pero como lo dijimos en el día de ayer, no fueron agregados a este total los US$ 3.000 millones del Soberano 22 emitidos en agosto de este año que pertenecen al tercer lapso del año, todo lo cual ubica estos pasivos externos en casi US$ 40.000 millones, lo que significa un aumento del 84% desde el saldo presentado de US$ 21.727 millones registrado en el año 2000. Pero hay que aclarar que esta deuda externa son los compromisos adquiridos por el Gobierno Central, por lo que al sumarle las obligaciones internacionales de los entes descentralizados y la deuda externa de PDVSA, esta adquiere una mayor cuantía, y quien lleva tales registros es el que otrora era el Banco Central de Venezuela.

Así las cosas, el ente emisor registra esa deuda en su valor nominal para el tercer trimestre 2010 en US$ 70.627 millones, de los cuales US$ 34.038 millones están contenidos en bonos internacionales y pagarés, y US$ 23.181 millones en la adquisición de préstamos extranjeros, quedando el resto para otros compromisos internacionales. Pero aquí hay que hacer dos consideraciones importantes, la primera de ellas es -como también lo sostuvimos ayer- que al incluir los US$ 3.000 millones del Bonos Soberano 22 que tampoco fueron agregados a esta cuenta, y agregar también como segunda consideración los US$ 3.000 millones de los Pudrebonos 2017 que tendrán que ser agregados para el último trimestre del año, podemos decir sin temor a equivocarnos que en la actualidad la deuda externa nominal de la Republica asciende a US$ 76.627 millones!, lo que significa un aumento de casi 200% desde que el BCV había registrado US$ 26.598 en el año 2006, descomunal cifra que casi triplica las reservas internacionales actuales del país ubicadas en US$ 26.598 millones!. Pero como siempre hay más, resulta ser que la deuda privada externa se ubica en US$ 8.494 millones, y como es el gobierno quien tiene dar esos dólares a dicho sector, es por eso que el BCV registra la deuda externa total de la Republica en US$ 73.847 millones, pero sin contabilizar los Soberanos 22 y los Pudrebonos 2017 comentados anteriormente, como se ve a la final las nueces son como muchas!

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Ni el MPF ni el BCV contabilizaron los US$ 3.000 millones del Bono Soberano 22

Como sabemos tanto el Ministerio de Planificación y Finanzas como lo que en otrora era el Banco Central de este país, manejan sus estadísticas de forma trimestral y por lo general cuando uno las publica, el otro lo sigue inmediatamente, o ambas instituciones se ponen de acuerdo para hacerlo al mismo tiempo. Eso fue lo que ocurrió el pasado viernes cuando las dos instituciones nos mostraron las cuentas de la nación hasta el tercer trimestre de este año, siendo todo un chasco el registro sobre la deuda externa.
Así las cosas, observamos como Finanzas de Giordani, cierra la deuda externa del Gobierno Central en el año 2009 en US$ 35.145 millones, y hasta el tercer trimestre del año 2010 la misma se ubica en US$ 36.847 millones, como se ve una diferencia de apenas US$ 1.702 millones, lo que indica con pelos y muchas señales, que no esta registrado allí los US$ 3.000 millones de los Bonos Soberanos 22 emitidos durante el mes de agosto pasado!, cuyo resultados fueron otorgados en ese mismo mes, y como se sabe agosto pertenece al tercer trimestre del año, por lo que la gente de esa cartera obvió por completo su contabilización en las cuentas nacionales. Más especifico aún el renglón de “Tenedores de Bonos y Obligaciones” cerraron el 2009 en US$ 29.872 millones y para el tercer trimestre del año en curso se registran US$ 31.249 millones, lo que indica una diferencia de apenas US$ 1.377 millones, de seguro referido a otro tipo de obligaciones que no tienen nada ver con los Bonos Soberanos 2022.

De igual forma esto sucedió en los registros de deuda externa nominal que lleva adelante la Bodega Central de Venezuela, cuando de manera más especifica señala para el tercer trimestre del año 2010 un saldo de deuda publica externa por Bonos y Pagarés que es donde debe estar registrado los US$ 3.000 millones de los Soberanos 22, solo un aumento de US$ 1.603 millones, pasando este de US$ 32.345 millones en el segundo trimestre 2010 a US$ 34.038 millones para el tercer lapso de este año, por lo que ni Giordani en el Ministerio de Planificación y Finanzas, ni Merentes en el BCV contabilizaron los US$ 3.000 millones del Bono Soberano 22 emitidos en agosto, y eso que la Bodega hace dicha contabilidad según los lineamientos metodológicos de la quinta versión del Manual de Balanza de Pagos del FMI (1993) y Estadísticas de Deuda Externa, Guía para Compiladores y Usuarios (2003) con participación del FMI, BM, BPI, y OCDE, y entonces… ¿en las manos de que irresponsables estamos?

martes, 23 de noviembre de 2010

BCV señala déficit de divisas por más de US$ 7.400 millones hasta el tercer trimestre 2010

Continúa el desbarajuste de divisas en el gobierno nacional para el tercer trimestre 2010, cuando unos ingresos que hasta esa fecha han totalizado de US$ 32.341 millones, han sido muy insuficientes para unos descontrolados gastos de US$ 39.793 millones, todo lo cual produce un déficit de divisas para la fecha de US$ 7.452 millones. PDVSA sigue siendo el principal contribuidor de divisas, toda vez que la estatal petrolera aportó el 80% del total de las divisas que ingresaron al país, mientras que el sobreviviente Sector Privado solo pudo aportar por sus exportaciones US$ 2.455 millones, lo que representa el 8% del total, sector cuyo PIB no es positivo desde el cuarto trimestre de 2007!, aquí debemos destacar que el Sector Privado para el mismo periodo del pasado año había contribuido con US$ 4.000 millones y para el III-2008 lo había hecho con casi US$ 12.000 millones, todo lo cual indica el serio declive de dicho sector en su aporte de divisas para el país. El Banco del Tesoro cierra como el tercer gran aportador de divisas con sus casi US$ 1.300 millones para representar el 4% del total para el III-2010.

Entre las principales erogaciones de divisas, el primer desagüe lo representa el propio Sector Privado con US$ 21.296 millones que incluyen las importaciones hacia la Aladi representando con esto el 55% del total de los US$ 39.793 millones gastados, seguido de los US$ 6.000 millones transferidos al Fonden que representan el 15% del total. La Oficina Nacional del Tesoro ocupa el tercer lugar con US$ 4.225 millones que representa el 11% del total, destacándose aquí que tales erogaciones incluyen un Convenio Marco entre el BCV y el Ministerio de Finanzas y divisas para refinanciamiento de Deuda Pública Externa, algo que una vez más puede representar una nueva megaestafa de la nación, ya que se desconoce por completo este tipo de operaciones que no hacen para nada bajar los niveles de deuda externa, a no ser que solo se trate de pagos de estos compromisos, pero en estas cuentas se podría estar justificando aquí lo que todos los años se aprueba por Ley de Endeudamiento para el refinanciamiento de la deuda externa sin que este se este llevando a cabo como lo hemos denunciado en diversas oportunidades.

Finalmente el propio BCV ocupa la cuarta casilla en el nivel de los egresos de divisas, toda vez que el ente emisor utilizó casi US$ 3.000 millones para satisfacer sus gastos durante el tercer trimestre del año, lo que representó el 8% del total. Finalmente queda el renglón de los Ajustes por Valorización, referido a los cambios de apreciación por variaciones en los precios de mercado, tipos de cambio y otros ajustes, que nunca, en ninguna parte son especificados por la bodeguita Central de Venezuela, tratando siempre estos como cualquier vulgar saco de papas con trueque y todo.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Saldo de la Cuenta Capital y Financiera de la Balanza de Pagos cerró en más de US$ 15.500 millones para el III-2010

La devaluación como política monetaria nos dice que al ejecutarla, deben aumentar las exportaciones y restringirse las importaciones, porque la gente optaría por el consumo nacional de bienes y servicios, y una vez satisfechos estos internamente, comenzaría el proceso hacia afuera de tales productos, pero en Venezuela no ha sido del todo así durante el tercer trimestre de este año. En el caso de nuestro país, no sería nada serio tomar en cuenta el aumento de exportaciones petroleras que registra la balanza de pagos en ese periodo, puesto que esto se explica por el vulgar aumento de precio del petróleo que ha pasado de US$ 52 durante el III-2009 a promediar los US$ 70 durante el III-2010, por lo que más bien lo efectos reales de las devaluación se deben medir entonces en las exportaciones de productos no petroleros.

Allí tenemos que las mismas para el tercer trimestre 2009 se habían ubicado en US$ 2.484 millones, y para el III-2010 estas han sido de US$ 2.454 millones!, lo que indica que una devaluación que fue del 100% no puedo aumentar las exportaciones de los productos no petroleros, simplemente por que la gente no los adquirió en primera instancia internamente, debido a la clara negligencia del Sector Público y ante el estancamiento del Sector Privado, tan sencillo como eso, y pensar que las exportaciones no petroleras habían sido para el tercer semestre de 2006 de casi US$ 6.000 millones!, lo que evidencia su notable caída por lo ya comentado. Ahora lo que si se produjo, fue una contracción importante en el caso de las importaciones no petroleras, estas para el III-2009 se habían ubicado en casi US$ 27.000 millones para pasar al mismo período en el 2010 a US$ 23.395 millones. Como se ve existe una reducción de US$ 3.600 millones que no fue compensado con exportaciones, es decir con una oferta nacional, y cuando esto ocurre se ve entonces escasez de mercancía y falta de productividad, que es entre otras cosas, lo que produce la nefasta inflación, pero el gobierno de Giordani y su combo todavía no han entendido tal cosa.

Más preocupante aún como siempre es el saldo de la Cuenta Capital y Financiera de la balanza de pagos, esto es el balance de entrada y salida de capitales que cerró con saldo deficitario de más de US$ 15.530 millones!, cifra que supera el desbalance de todo el año 2009 el cual había cerrado en US$ 14.000 millones, esto se ha producido esencialmente por la fuga de capitales del sector privado que se ubicó en más de US$ 8.500 millones durante el III-2010 y por las gestiones del Sector Público que totalizaron más de US$ 10.000 millones en otorgamiento de créditos comerciales al extranjero, depósitos en divisas en bancos internacionales y pagos de deuda externa, todo lo cual hace tragar el superávit de la cuenta corriente, para que al final tengamos un saldo general de balanza de pagos para el tercer trimestre del año en US$ 7.348 millones, pero para el gobierno habrá una recuperación el año entrante.

viernes, 19 de noviembre de 2010

El Secretario Gral. del Consejo Federal de Gobierno,estuvo involucrado en el guiso del pago de la deuda con el Banco Mundial.

La historia se remonta al segundo trimestre del año 2006, cuando Nelson Merentes como Ministro de Finanzas, anunciaba al país, que como parte de su fraudulento plan de recompra de los Bonos Brady pagaría también la deuda externa con el Banco Mundial. En aquella oportunidad, tal cosa estaba plasmada en un gráfico que aún se puede bajar de la pagina web del otrora ministerio, sosteniendo el kinomatemático, que en la reducción de los pasivos de la Nación, la deuda de los Bilaterales pasaría de US$ 1.965 millones a US$ 1.312 millones, mientras que la deuda con el Banco Mundial de US$ 199 millones pasaría a “cero”, dejando el mismo saldo de US$ 2.623 millones para los Multilaterales. Lo curioso del caso, es que de donde había sacado la calva con bigote, que la deuda con los Bilaterales era de US$ 1.965 millones?, cuando esta marcaba un registro de US$ 538 millones en diciembre de 2005!, según el propio Ministerio de Finanzas, al mismo tiempo que la de los Multilaterales había cerrado en US$ 3.102 millones para el mismo periodo según esta cartera. Pero en la cuenta de Merentes se cancelarían US$ 653 millones por los bilaterales (diferencia de 1.965 – 1.312) y los US$ 199 millones del BM!, lo que haría un pago total de US$ 852 millones, cifra que es la que mas o menos se publica en la Memoria 2006 de Finanzas que firmó Rodrigo Cabezas, cuando en la pagina 21 de la misma, se sostiene “Cancelación anticipada de préstamos Bilaterales y Multilaterales por el orden de US$ 813,48 millones”, pero como se observa no especifica en absoluto cuanto se pagó por la deuda del Banco Mundial!. No obstante a ello, semejante cantidad de dinero no fue descontada del cuadro del saldos de deuda externa de la Republica que lleva el propio ministerio!, allí como se observa, para el cierre del 2006 la deuda bilateral bajó solo un millón de dólares, mientras que la de los Multilaterales aumentó en US$ 312 millones, porque esta cerró ese año en US$ 3.414 millones!. Es decir, ¿nuca se descontó el pago aquel de más de US$ 800 millones comentados anteriormente!, que incluía US$ 200 millones del pago de la deuda con el Banco Mundial.
Esta tragedia griega continúo en abril 2007, momento en el cual Rodrigo Cabeza, como nuevo Ministro de Finanzas, mandó por un tubo al Presidente de la Republica al decirle, lo de la cancelación del finiquito de la deuda con el BM, ¡¿nuevamente?!, - algo que celebró Chávez con bombos y platillos. Pero al percatarse Cabeza, que no se habían descontados aquellos US$ 800 millones, mandó al nuevo Ministro de Finanzas 2008, Rafael Isea, para que se volvieran a cancelar!, para así hacer ahora el descuento respectivo, y esto es lo que hace con su firma en ese momento el recién ahora designado Secretario General del Consejo Federal de Gobierno y actual Gobernador del Estado Aragua, en la Memoria y Cuenta 2007, cuando usurpando funciones que no eran de su competencia, ya que no era ministro de Finanzas en el 2007, sino en el 2008, expone en la pagina 14 de la Memoria 2007 que: “… se mantuvo una política de reestructuración de la deuda bilateral, multilateral y comercial, que consistió en el pago anticipado de 19 préstamos con distintos tipos de acreedores, por un monto de 843 millones de dólares americanos.” Como se observa en el cuadro, la deuda multilateral que es donde debe estar lo que se pagó del finiquito del Banco Mundial -que nunca se especifica-, se redujo en US$ 752 millones pasando de US$ 3.414 millones del 2006 a US$ 2.662 millones para el 2007, estando de nuevo allí el finiquito de pago de la deuda mundial!, pero sería imposible descifrar su cuantía!, la Bilateral por su parte extrañamente aumenta en US$ 127 millones, mientras que la de la Banca Comercial se reduce en US$ 176 millones. Con este tenemos para el final del año 2007 un reducción de deuda con Multilaterales y Banca Comercial de US$ 928 millones (752 + 176) con un pago de US$ 843 millones!

En conclusión tenemos, que de manera oficial se pagaron en el 2006, mas de US$ 800 millones que incluía allí la deuda con el BM, pero que nunca fueron descontados, con lo que cabe la pregunta de ¿quien se embolsilló semejante cantidad dinero?, en ese dinero según la Memoria y Cuenta de Merentes que a la final firma Cabeza, se incluía el finiquito con el BM. Ese finiquito se volvió a cancelar en el 2007, durante la gestión del actual jefe de Finanzas del PUSV, Memoria que firmó Isea. De tal manera que en dos años, tres ex-ministros de Finanzas, se valieron de artimañas y subterfugios financieros para echarle “tierrita en los ojos” al presidente de la Republica en el finiquito de la deuda con el BM. Y esta es la gente que nos gobierna, Merentes luego se convertiría en presidente de la ahora “bodeguita” Central de Venezuela, Cabeza diputado representante al parlamento latinoamericano e Isea, actual Gobernador del Estado Aragua y recién designado Secretario General del Consejo Federal de Gobierno, porque así, así es que se gobierna!

jueves, 18 de noviembre de 2010

Makled será traído a Venezuela a cambio de que el Gobierno pague a los exportadores colombianos US$ 600 millones que les debe

Como sabemos Walid Makled fue detenido en Colombia el pasado 19 de agosto, desde donde permanece encanao en el vecino país. Desde entonces, tanto el Gobierno de Estados Unidos como el de Venezuela han solicitado su respectiva extradición, presiones de parte de Tío Sam y presiones de los Revolucionarios la hemos visto de lado y lado en las últimas semanas. Se discutía recientemente que el hombre iba para los Estados Unidos, debido a los lazos que tiene el hermano país, inclusive militar con el establecimiento allí de 7 bases norteamericanas y para que Santos recibiera la bendición “urbi et orbi” de Obama. Al mismo tiempo que se decía que el hombre iba para Venezuela, no solo porque los rojos rojitos lo solicitaron primero, sino también porque no le convenía al nuevo presidente vecino con apenas 100 días en el cargo enemistarse con Chávez, algo que rápidamente haría romper por enésima vez las relaciones con Colombia.

Sobre este punto se dijo que el Gobierno de Estados Unidos presentó una solicitud informal de extradición de Walid Makled, dos días incluso antes de ser capturado en las afueras de Cúcuta en agosto, lo cual podría darle preeminencia para ser extraditado a Nueva York, donde de hecho tiene una acusación en un tribunal federal de esa ciudad, desde junio de 2009. En contraste a esto, fue diez días después de la captura de Walid, en que el Gobierno venezolano introdujera la primera petición de extradición, bajo acusaciones de narcotráfico. En el punto álgido, los internacionalistas coincidieron en que, en esto casos, prevalecería la extradición para aquel país donde se le impute al acusado el delito mayor, así fue como pensaron algunos que la balanza se inclinaría para Venezuela porque el Makled era también acusado de asesinato aquí en el país, hecho que predomina sobre la acusación de narcotraficante en Estados Unidos, pero ¡nada más lejos de la verdad!, puesto que en la sentencia 395 del Exp. E10-270 del pasado 20 de agosto de la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia con Ponencia de la magistrada Deyanira Nieves Bastidas que es la que solicita al Gobierno de Colombia la extradición de Walid Makled a través de Cancillería, no se le acusa por ningún lado de asesinato a Mister Makled, solo imputándole delitos de TRÁFICO ILICITO DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES Y PSICOTRÓPICAS, LEGITIMACIÓN DE CAPITALES y ASOCIACIÓN PARA DELINQUIR, tal como lo muestra la misma sentencia que traemos en el día de hoy. Pero, ¿por que a la final Makled será extraditado para acá?, la respuesta es sencilla: “business”

La tan esperada reunión de Santos-Chávez en Venezuela finalmente se llevo a cabo el 11 de este mes, y no hay ser ningún adivino para saber que Santos venía a abogar por sus compatriotas exportadores cuya deuda en dólares ascendía a un monto de US$ 800 millones. Santos salió diciendo de la reunión, que Venezuela había cancelado ya US$ 280 millones de tal deuda, al mismo tiempo que Venezuela había reconocido casi US$ 400 millones más, sobre un monto total de 800 millones, que la final se convertirán en 600 palos verdes, tomando en cuenta que al parecer existen 200 millones que son ficticias. A nuestro juicio, y lo decimos con la responsabilidad que el caso merece, es lo que prevalece para nosotros para que la extradición de Makled se de hacia Venezuela, es vista de que el hombre aquí no esta haciendo acusado de ningún asesinato!, es decir, Walid Makled será traído a Venezuela a cambio de que el Gobierno Nacional pague a los exportadores colombianos US$ 600 millones que les debe!

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Nueva Ley de Instituciones Financieras le quita el SITME al Banco Central

Continuando nuestro análisis sobre la nueva Ley de Bancos, hoy le mostraremos como el Banco Central se bajará los pantalones ante el creado Órgano Superior del Sistema Financiero Nacional, que sigue siendo todo un misterio. Como bien lo sabemos el padre creador del Sitme y del Sitcome fue el BCV funcionando bajo sus normas y regulaciones, y es de hecho dentro de sus instalaciones en que se lleva a cabo las transacciones contentivas de ambos sistemas. No obstante a ello, el nuevo instrumento legal bancario por aprobarse establece en su Articulo 67 que: “El Órgano Superior del Sistema Financiero Nacional, establecerá con base a las condiciones y requerimientos instituidos de política financiera nacional, las normas generales de participación de las instituciones del sector bancario en el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera “SITME” y en el Sistema de Colocación Primaria de Títulos de Moneda Extranjera “SITCOME”, así como cualquier otro sistema que se establezca para la negociación de títulos valores en moneda extranjera”, por lo que en la regulación de estos papeles, el BCV queda como la guayabera, por fuera, pues, quedando tal vez sólo como ente ejecutor de recibir órdenes, y la explicación de ello es sencilla, no se confía en la labor que viene realizando Merentes en la institución.

No suficiente con los anterior, el Articulo 66 del proyecto bancario por aprobarse, sostiene que el mismo Órgano Superior, establecerá con base a las condiciones y requerimientos instituidos en la política financiera nacional, los límites máximos y mínimos de Títulos de Deuda Pública Nacional que deberán tener en su cartera de inversiones las instituciones del sector bancario, responsabilidad también actual de la Bodega Central de Venezuela, es decir, este tal Órgano Celestial que no todavía no es muy claro le quita como vemos competencias al BCV, todo lo cual por consiguiente hace perder la autonomía del Ente Emisor. Y por si fuera poco, el Ordinal 11 del Articulo 186, sostiene que la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario, ordenará medidas administrativas a las instituciones financieras cuando estas incumplieren en los requerimientos de encaje legal y de posición en moneda extranjera en los términos establecidos por el Banco Central de Venezuela o por el Órgano Superior del Sistema Financiero Nacional, por lo que finalmente nos preguntamos, ¿entonces?, ¿para que queda la Bodega Central de Venezuela?

martes, 16 de noviembre de 2010

Banca Privada aportará al nuevo Fogade dos veces más que la Banca Pública

En el proyecto de la enésima Reforma de la Ley de Bancos de finales del año pasado, se asomaba la posibilidad de que las instituciones bancarias aportaran a Fogade el 1,25% del total de depósitos del público que estos tuvieran al cierre de cada semestre inmediatamente anterior a la fecha de pago, para poder así cubrir con el nuevo monto de la garantía bancaria que había sido aumentada a Bs. 30.000, todo lo cual representaba para el sistema bancario un aumento del 400% con respecto al 0,25% que venían pagando desde 1993. En este contexto, la Asociación Bancaria sostuvo en esa oportunidad que tal incremento supondría un pago a Fogade de Bs. 3.335 millones para el primer semestre de 2010, a razón de un total de depósitos cercanos a los Bs. 277.000 millones (277.000 x 0,0125), pero los revolucionarios de la Asamblea Nacional, rodilla completa en tierra no arrugaron, y más bien extendieron el porcentaje a 1,50%, tal como quedo establecido en el Artículo 296 de la actual Ley de Bancos publicada en Gaceta Oficial del 23 de diciembre de 2009, lo que colocaba el aporte semestral del sistema financiero a Fogade en Bs. 4.155 millones (277.000 x 0,015) para el primer semestre 2010, y no suficiente con eso, como cuan jalamecates que son, le otorgaron el don al Presidente de la República de modificar dicho porcentaje cuando lo viera necesario, tal como esta señalado en el cuarto párrafo del Articulo 296 de la vigente Ley, así como establecer un mecanismo de aportes diferenciados por parte de los bancos y demás instituciones financieras públicos y privados.

Sin embargo, para lo que se pudiera pensar el Presidente modificó por decreto publicado en la Gaceta Oficial Nº 39.358 del primero de febrero de este año dicho porcentaje, y para sorpresa de propios y extraños bajó el aporte que tendría que hacer la banca a Fogade, dejando para la banca publica 0,50% del total de sus depósitos, mientras que para la banca privada se estableció a 0,75% a partir de junio de este año, dejándoles incluso el 0,50% como aporte para el primer semestre 2010. Todo esto lo que había demostrado era que los diputados de la AN habían cometido toda una “burrada” con lo del aporte del sistema bancario a Fogade, que tuvo que subsanar el propio presidente de la República, pero en la nueva Ley de Instituciones Financieras que se discute en la actualidad se cambian las reglas de este juego.

Así la cosas, el nuevo ordenamiento jurídico por aprobarse sostiene en su articulado 121 que durante los primeros cinco días hábiles de cada mes, las instituciones bancarias deberán efectuar aportes mensuales al nuevo Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios, siendo el mismo no menos del 0,25% del total de los depósitos para la banca pública mediante primas mensuales equivalentes cada una de ellas a un sexto (1/6) de dicho porcentaje, y de 0,75% para la banca privada!, por lo que como lo dijimos en nuestro titular, en este caso lo que es bueno para el pavo, no es tan bueno para la pava!. Aquí también nos confesaremos antes Dios Padre, todo poderoso, el hecho de que en el séptimo párrafo del mismo Articulo se le haya quitado al Presidente Chávez la potestad que tenía sobre tales aportes, toda vez que al sostener la ley por aprobarse que: “El Órgano Superior del Sistema Financiero Nacional, por iniciativa propia o a solicitud del Ejecutivo Nacional, podrá modificar el porcentaje señalado en este artículo”, significa con pelos y señales que un “poder absoluto” como Luis XIV que estaba en manos del ciudadano presidente, ratificado en la Reforma de la Ley de Bancos en agosto de este año!, será transferido como “cosa rara” al Nuevo Órgano Superior del Sistema Financiero, quien es él único que podría aumentar los aportes del sistema bancario a Fogade cuando le venga en gana, mientras Chávez a ese mismo órgano tiene que hacerle una “solicitud”, que muy bien pudiera rechazar dicho órgano!, que creen ustedes ¿que hubo un pelón de bola, ahí? o es que Chávez ya no quiere más ese poder?, razone su respuesta.

lunes, 15 de noviembre de 2010

En el nuevo Fogade el pago de la garantía bancaria se podrá hacer efectiva en un año!

Como no había reforma -una y otra vez- que valiera de la Ley de Bancos para los planes de la Revolución, lo mejor era entonces sacar todo un nuevo ordenamiento jurídico bancario financiero que ya esta aprobado en primera discusión, el cual tiene la gran misión de reducir de 456 artículos de la actual ley, a 272 artículos del nuevo instrumento legal denominado Ley de Instituciones Bancarias, es decir existen más de 180 artículos aprobados en diciembre del pasado año que hoy en día no sirven para nada!, hoy comenzaremos nuestro análisis de tal ley, sobre de algunas cosas que aún no se ha dicho.

Lo primero que tenemos que decir de esta propuesta aprobada en primera discusión es que otorga al Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios -institución que sustituirá a Fogade-, un lapso de un año, léase bien ¡un año! para poder cobrar la garantía bancaria de algún banco intervenido, rehabilitado o liquidado, cuando sostiene en su Articulo 129: “La garantía establecida en el artículo precedente se hará efectiva en caso de intervención a puerta cerrada o liquidación. El Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios podrá pagar el monto de la garantía directamente a cada beneficiario en dinero efectivo, o a través de la transferencia de los depósitos en otras instituciones bancarias, dentro de los doce (12) meses siguientes a la fecha en que se publique en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, la Resolución en donde se acuerde la intervención a puerta cerrada o liquidación administrativa de la institución bancaria de que se trate”, todo lo cual indica con pelos y señales que el nuevo Fogade se dará todo su postín para pagar las piches 30 lucas de la garantía que no sufrió aumento alguno en la nueva Ley. Sobre el particular, si bien es cierto que la vigente ley no otorga un plazo para el cobro de tal garantía, tampoco se establece un limite para ser cancelada, sosteniendo el actual 301 de la Ley de Bancos que la misma “se hará efectiva en caso de intervención”, por lo que fácilmente se puede entender que dicho pago se haga de manera casi-inmediata como en verdad viene sucediendo en las recientes intervenciones que se han hecho, pero ahora con la nueva ley por aprobarse eso podría durar un año!

Sobre este punto otra novedad de la ley, es que hasta el año 2014 no habrá aumento de esa garantía de Bs. 30.000, ya que el segundo párrafo del Articulo 128 sostiene que el Órgano Superior del Sistema Financiero Nacional -que no se especifica quienes lo conforman o si este estará o no, por encima del Banco Central-, por iniciativa propia o a solicitud del Ejecutivo Nacional, podrá modificar por lo menos cada cuatro (4) años, el monto de las garantías cuando las variables macroeconómicas así lo requieran, a los fines de mantenerla cónsona con la realidad económica del país. Esto es todo un retroceso de la actual ley que sostiene en el segundo párrafo del Articulo 300 que Fogade previa opinión del directorio pirata del BCV, podrá aumentar el monto de la garantía, a los fines de mantenerla cónsona con la realidad económica del país. Con este tenemos que de ocurrir una hecatombe financiera o que se lleguen a niveles inflacionarios exorbitantes, que tal como están las cosas no es muy difícil de que suceda, la actual ley podría en cualquier momento entre hoy y el 2014 aumentar la garantía, pero con el nuevo instrumento por aprobar, dicho aumento sólo será a partir de 2014!... ¡pa´ tras como el cangrejo, mano!.

viernes, 12 de noviembre de 2010

PDVSA tiene muy molesto al presidente ecuatoriano Rafael Correa

Era principios de noviembre de 2009 cuando el presidente ecuatoriano Rafael Correa anunciaba el traspaso de operaciones del campo petrolero Sacha, ubicado en la provincia de Orellana, a la empresa de economía mixta Río Napo, conformada por Petroecuador y Petróleos de Venezuela, empresa constituida para el incremento de producción, desarrollo, optimización, mejoramiento integral y explotación de ese campo, iniciándose un nuevo modelo del manejo de negocio petrolero en ese país, “no se dejen engañar, la alianza estratégica es para la asistencia tecnológica e inyección de capitales”, había dicho Correa al pueblo en su intervención. Un reporte oficial de la producción de crudo de Petroecuador sostenía que en el año 2009 el costo de operación del campo Sacha, con 400 trabajadores y una extracción de 51.616 barriles diarios, fue de US$ 99,6 millones, lo que indicaba un costo por barril de 5,28 por dólar, pero con el nuevo contrato donde PDVSA tiene la mayor parte se estableció que la producción base de 51.616 b/d de crudo, tenía como objetivo elevar en dos años a 20 mil barriles adicionales, hasta llegar a 70 mil en un período de cinco años. Sin embargo, ya ha transcurrido un año y el contrato de servicios específicos para el incremento de producción de Sacha no ha resultado efectivo, debido a la negligencia de la compañía venezolana que no solo ha aumentado los costos de producción del mismo, sino que también ha disminuido la producción en el campo de Sacha.

En los cuadros de contabilización de crudo fiscalizado en los tanques de almacenamiento de Lago Agrio se registra que Río Napo, en el año de operaciones, no logró cumplir con la producción mínima promedio de 51.616 b/d y en los primeros meses del acuerdo, el déficit de producción provocó un incumplimiento de 6.215 b/d, mientras que en los dos últimos meses de septiembre y octubre 2010, la producción fue de 49.745 y 51.058 barriles diarios respectivamente, muy lejos de las metas aspiradas por Petroecuador, que eran producir en el último mes 58.125 b/d, una cifra inalcanzable a la luz de los datos actuales, señalando incluso una caída promedio mensual del 4% en la producción de crudo, es decir, en el campo de Sacha se ha dejado de producir mas de 2.000 b/d. Informes internos de Petroecuador certifican una serie de novedades ocurridas en el proceso de explotación de crudo en varios pozos del campo Sacha, y si bien es cierto que algunos de ellos ha ocurrido por problemas de generación eléctrica y baja de presión sobre todo en el mes de octubre, no es menos cierto asegurar que lo que ha incidido notablemente en la baja de producción y aumento de costo han sido los taladros utilizados por PDVSA!
En dichos informes se mencionan que el taladro CPV-23 de la compañía venezolana, el mismo que trabajó en Puná y que no obtuvo resultados, inició operaciones el 19 de abril de este año y al perforar el primer pozo produjo un daño mayor en la tercera bomba de lodos. Seguido a ello, recientemente el 4 de octubre en la mudanza del pozo 244D, se detectó un daño del Top Drive, por lo que se suspendió la perforación del yacimiento hasta la fecha. Entre tanto, el taladro CPV-16 tardó en llegar a su destino, debido a un proceso de mantenimiento y reparación completo, a la par que el 31 de mayo de 2010 fue postergado el inicio de perforación del primer pozo por no contar con una tercera bomba, que fue prestada al CPV-23. Las conclusiones del informe establecen que las demoras e incumplimiento en los tiempos y cronogramas de perforación fueron sobre todo ocasionados por falta de un sistema logístico de la empresa venezolana que dificultó la movilización de las torres, no disponiendo del sistema de deslizamiento de los taladros, siendo el promedio de movilización de las torres de casi 7 días. Ya a inicios de las perforaciones, el 20 de noviembre de 2009, un informe del vicepresidente de Petroproducción, capitán Freddy García, dirigido al Presidente Ejecutivo de la petrolera estatal, estableció las razones para no contratar los taladros de PDVSA, aludiendo que los costos de operación de los taladros CPV-16 y CPV-23 son excesivamente altos en comparación a los valores que ofrecían otras compañías.

Así las cosas, mientras que los pozos de la compañía Helmerich y Payne (H&P) (expropiados aquí por PDVSA) son perforados en un promedio de 20 días y los pozos con taladros chinos (Sinopec y CPEB) en 27 días, el de PDVSA tardaba no menos de 35 días, sosteniendo el informe: que “los costos más bajos de perforación por pozo direccional corresponden a la empresa H&P, seguido por Sinopec y CPEB, con costos entre 1,9 y 2 millones de dólares, siendo los pozos perforados por los taladros de la empresa venezolana los más caros, con un costo de alrededor de US$ 2,3 millones. Agrega el informe, que los taladros más modernos son fáciles de transportar, en un promedio de 10 días, mientras que los de PDVSA demoran 17 lunas. Todo lo cual ha hecho que en la actualidad el costo de producción en el campo de Sacha sea de US$ 134 millones, lo que ha generado un costo por barril de 7,40 dólares!
Todo esta negligencia por parte de PDVSA ha molestado mucho al mesmésemo presidente Correa, quien en un fuerte oficio dirigido al Vicealmirante Manuel Zapater Ramos, Presidente de Petroecuador, le señala que “Desde inicios de mi Gobierno siempre se marcó como una prioridad estratégica el desarrollo de campos maduros. Han pasado casi cuatro años y hasta ahora el único campo que está siendo optimizado es Sacha, dicho sea de paso, fruto de un extenuante seguimiento personal”, agregando: “Este proyecto se ha manejado con tanta ligereza que ninguna de las fechas ofrecidas para la ejecución del proyecto en los dos meses subsiguientes, no solo que no cumplieron la fecha, sino que de acuerdo al informe adjunto enviado por mi Asesor petrolero, Francisco Rosero, iniciarán con el Campo Auca, y recién luego de dos años con la contratación de los otros campos: ¡Esto es inaceptable en mi gobierno!, señala Correa, finalizando la misiva del presidente de Ecuador con un ultimátum donde le daba seis meses de plazo al presidente de Petroecuador para solucionar la situación, el mismo tiempo que tendrá nuestra estatal petrolera para ponerse las pilas!, si es que todavía le queda alguna!

jueves, 11 de noviembre de 2010

Serruchados los ingresos petroleros en el presupuesto 2011

Lo primero que diremos antes de que se apruebe el presupuesto del año que viene, es que este se ha hecho como siempre, aumentando un poquito más allá y más acá, en cada uno de los renglones que lo conforman, sin tomar en cuenta los verdaderos gastos que tiene la nación. Para muestra de un botón, tenemos que el año pasado se aprobaron ingresos por Bs. 160.000 millones, y estos ya sobrepasan los Bs. 225.000 millones!, cuando le colocamos los casi Bs. 40.000 millones que se han ido este año por créditos adicionales y los Bs. 25.800 millones que ingresaron vía Fonden para el gasto público (US$ 6.000 millones x 4,30), eso sin tomar en cuenta el desastre mal contabilizado de lo que se necesita para el pago del servicio de la deuda externa que nos hemos referido en nuestros dos últimos artículos. Pero eso no es nada -y eso que estamos diciendo toda una monstruosidad- cuando estudiamos al presupuesto 2011, donde la verdad, la verdad se le pasaron de vivos tanto en su elaboración por parte de cástido de Giordani como en las focas que están por aprobarlo.

Así las cosas, debemos recordar que el presupuesto se hace según lo estimado en el precio de barril de petróleo, puesto que es la manera de determinar lo que va ingresar por la actividad de PDVSA. En este sentido, para el presupuesto del año en curso se estimaron ingresos petroleros por US$ 18.339 millones, de los cuales US$ 3.125 millones correspondían al pago del ISLR; US$ 11.291 millones por regalía petrolera y el resto referido a otros impuestos petroleros como el de extracción y el de exportación, que al tipo de cambio oficial de Bs. 2,15/US$ para el momento en que fue aprobado significaba un total de ingresos petroleros de casi Bs. 40.000 millones (US$ 18.339 millones x 2,15 = Bs. 39.429 millones). Pero como sabemos vino la devaluación y la nación entonces por efecto de esta, tendría que estar recibiendo para este año más de Bs. 78.800 millones (US$ 18.339 millones x 4,30), algo a lo cual pronto nos referiremos. Por lo pronto, se presenta un presupuesto 2011 donde los ingresos petroleros están calculados en Bs. 45.293 millones, lo que significa un aumento del 15% con respecto al presupuesto actual, pero esto ocurre en el caso de bolívares, porque en el caso de los dólares que es lo que otorga PDVSA al gobierno disminuyen por efectos de la devaluación.

En este contexto, al calcular “el vivo de Giordani”, ingresos petroleros por Bs. 45.293 millones al tipo de cambio de 4,30 por dólar, en realidad lo que esta proyectando es que PDVSA le entregue al país US$ 10.533 millones! (Bs. 45.293 millones /4,30), lo que con esto se reducen los ingresos petroleros de US$ 18.339 millones del 2010 a solo US$ 10.533 millones para el 2011, es decir una reducción de casi US$ 8.000 millones!, que significa el 43% con respecto al año anterior. De esta manera, de haber mantenido para el próximo año los mismos ingresos petroleros de US$ 18.339 millones como esta contemplado en el presupuesto 2010, se tenían que haber esperado para el 2011 ingresos por más de Bs. 78.800 millones (US$ 18.339 millones x 4,30), no obstante a ello, estos han sido calculados en Bs. 45.293 millones!, y la razón es simple, PDVDESASTRE ya no da pa´ más!.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Deuda Externa de Venezuela en más de US$ 63.500 millones

Ayer comentábamos que si algo ha sido toda una tragedia griega en la situación de la deuda pública venezolana, es precisamente en lo concerniente a lo que anualmente estipulan las leyes de endeudamiento sobre el servicio de esta, es decir sobre los pagos de amortización e intereses anuales. Así las cosas, para el año 2009 por ley de endeudamiento se estipuló el servicio de deuda pública en Bs. 7.640 millones, pero este realmente alcanzó ese año la cifra de Bs. 22.210 millones!, de lo cuales Bs. 6.949 millones correspondieron a la externa y el resto a la interna, según el movimiento de deuda publica que registra trimestralmente la cartera de Planificación y Finanzas. No obstante, a ello para el año 2010, tal servicio fue calculado en Bs. 10.293 millones, y ya el mismo para el primer semestre de este año bordea casi los Bs. 20.000 millones!, de los cuales Bs. 7.752 millones han satisfecho la externa y el resto a la interna. En este contexto para comprobar lo mal calculado que ha sido el servicio de la deuda publica en las respectivas leyes de endeudamiento, hoy le traemos las obligaciones externas anuales que solamente por bonos tienen la República.

Con las más reciente emisión de los US$ 3.000 millones de los Bonos Soberanos 22, el saldo de deuda de estos alcanzó los US$ 30.427 millones!, que conforman el 80% de la totalidad de la deuda externa ubicada en la actualidad en US$ 37.871, siendo, el resto otros créditos internacionales y compromisos adquiridos con organismos bilaterales y multilaterales. El cuadro muestra cada uno de los tipos de bonos con el principal que se adeuda, su pago de interés anual, así como el total a cancelar de estos hasta la fecha de su vencimiento, los cuales totalizan US$ 33.093 millones que agregados a los US$ 30.427 millones del principal, hacen un total de US$ 63.520 millones!, de dólares verdes verdecitos de deuda externa. Como se observa los pagos anuales de interés de estos bonos llegan a US$ 2.647 millones, a los cuales le tenemos que agregar unos US$ 2.000 millones como pago de amortización que tiene pautado hacer la cartera de Planificación y Finanzas durante el 2011, lo que haría totalizar el servicio de la deuda externa para el próximo año en US$ 4.647 millones, y si esto lo multiplicamos por 2,60 que es tipo de cambio utilizado para la deuda pública, notamos como solamente la deuda externa se llevaría por los cachos mas de Bs. 12.000 millones en su servicio!, y a pesar de ello la Asamblea Nacional aprobará pronto un servicio total de la deuda publica de Bs. 10.729 millones en la ley de endeudamiento 2011!, todo lo cual indica que con lo que aprobaran no alcanza ni para pagar completo el servicio del año que viene de la deuda externa.

En cuanto a la deuda interna, Planificación y Finanzas estiman que por concepto de amortización pagarán Bs. 6.482 millones y por intereses Bs. 7.584 millones, para un total de más de Bs. 14.000 millones, que ligado a los Bs. 12.000 millones antes comentados de deuda externa, hacen la gloriosa suma de Bs. 26.000 millones de servicio de deuda pública!, pero la Asamblea como todos los años aprobará un monto menor, apenas Bs. 10.729 millones para el año que viene, es decir el 41% de ese total. Pero no habrá default, por lo menos por ahora, lo que si seguirá habiendo es todo un desorden, negligencia, indolencia, focadas, y chanchullos en la economía del país.

martes, 9 de noviembre de 2010

Saldo de deuda pública de 2011 sobrepasará con creces al propio Presupuesto

En el año 2009 mientras la deuda interna cerró en un saldo de Bs. 53.182 millones, la externa lo hizo en US$ 35.145 millones, que aun tipo de cambio de Bs. 2,15/US$ significaron Bs. 75.562 millones, para un saldo total de deuda publica de Bs. 128.744 millones. No obstante a ello, la Ley de endeudamiento 2010 previó contratación de deuda por Bs. 45.678 millones con unos desembolsos de Bs. 35.242 millones, de los cuales hasta junio de este año se habían recibido ya Bs. 22.818 millones, que agregados a los Bs. 7.800 millones de los Soberanos 22 (US$ 3.000 millones x 2,60), llegaron a Bs. 30.618 millones faltando solo un resto de cerca de Bs. 4.600 millones, todo lo cual hará terminar el saldo total de deuda publica en Bs. 163.986 millones (Bs. 128.744 millones saldo 2009 + Bs. 35.242 millones desembolso de ley de endeudamiento 2010). Sin embrago, la nueva Ley de Endeudamiento para el año 2011 prevé contratación por Bs. 52.200 millones y desembolsos por Bs. 40.359 millones, que al sumarlo al saldo de US$ 163.986 millones que traemos del 2010, harán llegar la deuda publica total a 204.345 millones para cierre de 2011.

Ciertamente que de este total, tenemos que descontar ahora el servicio de la deuda de los años 2010 y 2011, esto es el pago de amortización e intereses. Según lo pautado por el Ministerio de Planificación y Finanzas, este es entre externa e interna de Bs. 17.569 millones para este año y Bs. 16.034 millones para el que viene para un total en estos dos años de Bs. 33.603 millones, que habría que restarle a nuestro total de Bs. 204.345 millones, para así obtener un saldo de Bs. 170.742 millones, pero aquí existe un gran detalle por el hecho de que Finanzas solo contempla pagos de amortización sin contar los intereses adeudados. Esto ha sido toda una tragedia griega en la historia de la deuda publica de Venezuela, toda vez que el servicio por ejemplo calculado para el año 2009 por ley de endeudamiento se estipuló en Bs. 7.640 millones, pero este realmente alcanzó ese año la cifra de Bs. 22.210 millones!, de lo cuales Bs. 6.949 millones correspondieron a la externa y el resto a la interna. Para el año 2010, tal servicio fue calculado en Bs. 10.293 millones, y ya el mismo para el primer semestre de este año bordea casi los Bs. 20.000 millones!, según el movimiento de deuda pública que lleva a cabo el ministerio, unos Bs. 7.752 millones de la externa y el resto de la que les conté, y si esto es así, y el servicio del 2011 lo están calculando en Bs. 10.729 millones a quien le van a dejar de pagar durante el próximo año?. Sin embargo a pesar de ello, dejemos nuestro saldo de deuda en los Bs.170.742 millones para no complicar más las cosas.

Pero ahora, resulta ser que hay otro endeudamiento, que si bien es cierto aparece todo los años en la ley de endeudamiento correspondiente, no es tomado en cuenta por muchos economistas y analistas a la hora de establecer el verdadero endeudamiento anual del país, como es el caso de los recursos destinados al “refinanciamiento o reestructuración de la deuda pública”. Así las cosas, tales recursos están establecidos para el 2010 en Bs. 14.670 millones y están por aprobarse Bs. 13.640 millones para el 2011, lo cual hace una suma de Bs. 28.310 millones, que agregado a nuestro saldo de Bs. 170.742 millones, nos da un total de Bs. 199.052 millones, y cuando a este finalmente agregamos el pago de intereses de la deuda pública no contemplado correctamente en los presupuestos anuales, tenemos que para el 2011 el saldo de deuda pública terminará sin lugar a dudas un poco mas allá de lo contemplado en el presupuesto del año que viene que será aprobado en Bs. 204.208 millones, porque las mismas focas de siempre no harán ninguna modificación, y que nos disculpen las focas por tal ofensa!.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Durante la Revolución la deuda interna ha crecido en 3.000%

Como es sabido, en materia de endeudamiento el gran “escollo” de la Revolución Bolivariana, ha sido la Deuda Pública Interna (DPI), principalmente a través de las emisiones de Bonos de Deuda Pública Nacional (DPN), y para lo que se pudiera pensar, el gran aumento de esta, no comenzó como consecuencia del paro petrolero de 2002-2003, sino que fue a partir del año 2000, cuando la misma creció en un 90%, momento en el cual los Bs. 3.831 millones de 1999 pasaron a ser Bs. 7.254 millones para ese año. De este modo, fue que los venezolanos nos volvimos a enterar de la existencia de la deuda interna, la misma que había apareado con más de Bs. 1.200 millones (haciendo la reconversión, 18% del PIB), la nefasta crisis bancaria de 1994, donde por cierto, no hubo ni un solo banquero con los ganchos puestos. Sobre este punto del comienzo del endeudamiento interno, es notorio resaltar que el extinto Congreso Nacional no aprobó ninguna Ley de Presupuesto para el año 1999, por consiguiente la Nación no tenía entonces un base de legal para el endeudamiento de ese año. Razón fundamental por la cual en abril de 1999 el nuevo Congreso promulgó el 26 abril de 1999 la “Ley Orgánica que Autoriza al Presidente de la Republica para dictar Medidas Extraordinarias en Materia Económica y Financiera requerida por el interés publico”, conocida popularmente como la tan asonada “Ley Habilitante,” donde el articulo 2 autorizaba un endeudamiento de US$ 3.800 millones. De esta forma y con un déficit fiscal por el orden de los Bs. 700 millones, el ahora comandante presidente, en junio de 1999 a través del Decreto Nº 151, autorizaba el monto máximo de endeudamiento de US$ 4.303,2 millones que podía recibir la Republica en ese año.

Sin embargo pese a ello, para el primer año del nuevo gobierno el todavía Ministerio de Hacienda, registró desembolsos de deuda por US$ 7.356 millones!, de los cuales US$ 1.384,9 millones pertenecían a la deuda externa y el resto US$ 5.972 millones a la deuda interna. Es decir, por concepto de deuda interna se desembolsaría Bs. 3.810 millones!, que a un tipo de cambio de Bs. 0,638/US$ para el momento, representaban los US$ 5.972 millones, comenzaban temprano mal las cosas en la Revolución, en este desorden, el saldo de deuda interna pasaría de Bs. 2.532 millones en 1998 a Bs. 3.831 millones para 1999. Sería la Asamblea Nacional Constituyente, la que otorgaría en diciembre de 1999 a la Revolución Bolivariana su primer marco legal para un masivo endeudamiento a través de la Ley de Presupuesto del año 2000, establecido en Bs. 17.878 millones, de los cuales Bs. 3.915 millones vendrían por endeudamiento, divididos en Bs. 1.053 millones por la interna y Bs. 2.862 millones por la externa (US$ 4.088,7 millones). Sin embargo, en ese año mientras los desembolsos por concepto de deuda externa fueron de unos conservadores US$ 1.588,7 millones, los de la deuda interna llegaron a Bs. 6.168 millones!, es decir hubo en exceso de mas de Bs. 5 billones de los viejos bolívares!, razón por la cual la deuda interna pasó de un saldo de Bs. 3.831 millones en 1999 a Bs. 7.254 millones!, para el cierre del año 2000 lo que significaba un aumento de 90% ya comentado. Desde entonces ese masivo endeudamiento interno en la V Republica como lo muestra la gráfica, fue no menos que indetenible!

De esta forma al llegar a la crisis política económica del año 2002, reseñados por el Golpe de Estado de Abril y el Paro Petrolero de final de ese año, ya el gobierno le había agarrado el “gustico” al endeudamiento interno, de hecho posterior a ese año, la deuda interna nunca volvería a aumentar 90% con respecto a un periodo anterior, siendo el mayor aumento después de este, el ocurrido durante la crisis económica de 2009, cuando a la ley de endeudamiento de ese año se le agregaron Bs. 20.000 millones de “Gestión Fiscal”. Con esto el gobierno prefería el endeudamiento interno que el externo, puesto que entre los años 1999 y 2002 la deuda externa se mantuvo en un promedio de US$ 21.400 millones anuales, esta hoy en día cierra sobre los US$ 37.871 millones cuando se le agregan los últimos compromisos adquiridos por la reciente emisión de los US$ 3.000 millones de bonos soberanos 22, todo lo cual ha hecho que esta deuda aumente de unos manejables US$ 23.317 millones de 1998 a casi unos incontrolables US$ 40.000 millones para junio 2010!, lo que ha producido un aumento del 62%, pero la interna ha pasado de Bs. 2.534 millones en 1998 a Bs. 76.034 millones para la misma fecha, lo que ha producido un aumento del 3.000%!

La explicación de este indetenible endeudamiento sobre todo el interno de estos años de Revolución, más que subsanar déficit fiscales o expandir el gasto publico, obedece a que los jerarcas del régimen aprendieron -como así lo hicieron también en la era cuartorepublicana- que la “política de endeudamiento”, les resulta ser un negocio “cíclico y oneroso”, en donde se pueden obtener jugosas comisiones, canceladas por los nuevos acreedores de la Republica, mayormente banqueros, y casas de bolsas y sociedades de corretaje en el pasado reciente, quienes como ya sabemos otorgan dadivas a los funcionarios públicos gubernamentales involucrados hasta y por encima del 0,5% del monto total emitido, bien sea en una supuesta subasta o por adjudicación directa del dedo milagroso de alguien. En ese sentido, por cada Bs. 1.000 millones de deuda emitida en Bonos DPN, podría otorgarle a estos funcionarios públicos que tiene que ver con la emisión, una “repartición de cochina” de unos 5 palos libres de impuestos sobre la renta!.

viernes, 5 de noviembre de 2010

PDVSA no tiene ni con que pagar sus deudas con los organismos del Estado

Después de haber emitido y pagado más de US$ 15.000 millones en pagarés a la Oficina Nacional del Tesoro (ONT), en diciembre de 2009 PDVSA volvió a emitir otro pagaré por la cantidad de US$ 4.466 millones a vencerse entre julio 2010 y junio 2011, por lo que llegado la fecha del primer vencimiento y no habiendo plata con que pagar, a la estatal no le quedo otro camino que volverse a endeudar para pagar la primera parte vencida. Tal transacción se hizo el 5 de agosto de los corrientes, cuando PDDEUDA convocó un proceso de colocación privada de bonos por US$ 1.587 millones con cupón de rendimiento de 4,90% anual con vencimiento en el año 2014, pagaderos en dólares a su vencimiento, siendo el único que le tomó la palabra el BCV a quien a la final le adjudicaron en vivo y en directo US$ 1.101 millones, de los cuales parte de ellos fueron utilizados por la estatal para cumplir con parte del pago de la obligación que tienen con la ONT, por supuesto que en esta tracalería KPMG a quien le tiran ese muerto, no dice ¿cuanto fue? y muchos menos ¿cuanto se quedo debiendo a dicha Oficina?, en una de seguir manteniendo el negocio que tienen con los pagarés emitidos por PDVSA a la ONT que con esa ultima emisión de diciembre 2009 habían sobrepasado los US$ 20.000 millones!. En todo caso como se ve, la estatal petrolera se endeuda con el BCV para poder pagarle parte del mono que mantiene con la ONT, es decir todo queda en casa.

Para febrero de 2009, PDDEUDA también había emitió 3 certificados de inversión a favor del Fondo de Garantía de Depósitos y Protección (Fogade) por US$ 372 millones, US$ 512 millones y US$ 116 millones respectivamente, certificados que fueron denominados en bolívares, a un plazo de 18 meses renovables por períodos iguales, con una tasa de rendimiento de 9,5% anual, pagaderos al vencimiento que sería en agosto de este año y adivinen que?, por supuesto que la industria no tenía la plata completa para pagar y optó entonces solo por cancelar una parte y renovar la otra. Así las cosas, dicen los alcahuetes de KPMG en el escueto balance operacional y financiero no auditado hasta junio de 2010 -que maravilla de trabajar así-, que PDDEUDA en agosto de este año canceló US$ 302 millones, correspondientes al 50% de los certificados de inversión emitidos en febrero de 2009, mientras que el restante 50%, fue renovado bajo las mismas condiciones de la emisión original, a un plazo de 18 meses con una tasa de rendimiento de 9,5% pagaderos al vencimiento, nada más falso que esto!, cuando los alcahuetes en su informe que sí auditaron de 2009, sostuvieron ellos mismos, que el total de esos certificados totalizaron 1.000 palos verdes, por lo que ¿de donde sacan entonces que se pagó el 50%?, ¡otra tracalería más!. En todo caso se pagó fue solo un poquito, mas allá del 30% y fue que chuta, el resto cerca de los US$ 700 millones ahora con la renovación se vencen en febrero de 2012, y pensar que todo esto pasa con un barril de petróleo que ha promediado los US$ 70 en todo el año 2010 y la estatal no tenga ni siquiera con que pagar sus deudas adquiridas con los organismos del Estado.

jueves, 4 de noviembre de 2010

¡Con razón se perdió tanta comida en PUDREVESA!

En verdad que lo de PUDREVSA no tiene nombre y ni muchos menos apellido, como lo habíamos denunciado hace poco, durante el 2009 la estatal petrolera había invertido US$ 1.262 millones, léase bien la cifra, US$ 1.262 millones en la compra de productos alimenticios de consumo masivo y al venderlos recibió la suma de US$ 1.714 millones, lo que indica que la empresa obtuvo una ganancia de US$ 452 millones, todo lo cual significa que PUDREVSA necesitó de US$ 631 millones en un semestre para abastecer todo los anaqueles de mercales y pedevales del país hasta los teque teque de comida. Sin embargo pese a eso, ahora el informe operacional y financiero de los primeros 6 meses del año 2010, indica que la empresa solo gastó con inflación y todo US$ 181 millones para mantener el mismo abastecimiento del mercado!, es decir, que lo que hizo con US$ 631 millones del primer semestre del año pasado, esta vez solo le costó US$ 181 millones para el primer semestre 2010, ¡cóntrale!, entonces con razón se perdieron miles de miles de contenedores de comida, ya que había como observamos una saturación de la oferta. La diferencia existente entre un semestre y otro de US$ 450 millones fue entonces lo que se perdió, porque en el macabro negocio la idea era precisamente que la comida se pudriera, puesto que como dijimos a finales de septiembre lo importante era la comisión a cobrar que otorga el proveedor, así como el seguro y el flete de la mercancía, a mayor cantidad de estos, mayor es la cantidad que se embosillan los involucrados que saben que quedaran completamente absueltos como dijimos en esa misma oportunidad.

En este contexto, que no nos vengan ahora con el cuento chino de que como PDVSA ya no tienen la potestad de la compra de los alimentos, es la razón por la cual ha disminuido sus compras en el mercado, eso de repente será cierto para el segundo semestre de este año, pero para el primero no, puesto que tal transferencia se hizo de manera oficial precisamente en junio de este año. Ciertamente de acuerdo con instrucciones del Ejecutivo Nacional, emitidas a través de los Decretos Presidenciales N° 7.418 y N° 7.398, publicados en Gaceta Oficial N° 39.435 y N° 39.451, de fechas 31 de mayo de 2010 y 22 de junio de 2010, respectivamente, Lácteos Los Andes, C.A. y sus empresas relacionadas, fueron transferidas al Instituto Autónomo Corporación Venezolana Agraria (CVA), mientras que la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos, S.A. (Pudreval) fue transferida a la Vicepresidencia de la República, pero no fue sino hasta la Asamblea Extraordinaria de Accionista de PUDREVSA celebrada el 30 de junio de 2010, en que se aprobó dicha transferencia del sector agroalimentario que era propiedad de la estatal, por tanto, todo lo relativo a la compra y venta de alimentos durante el primer semestre 2010 era netamente responsabilidad de PUDREVESA.