martes, 1 de febrero de 2011

¿Pagará Venezuela los US$ 8.000 millones de los falsos bonos de Bandagro? (I Parte)

Cuando en diciembre se estaba terminando el año 2010, fue publico y notorio que 23 jueces de la Corte Sexta Federal de Apelaciones del Estado de Ohio, ordenó a la República de Venezuela el pago de un total de US$ 8.000 millones! a la firma Skye Ventures, por tener en su poder una serie de papeles de los bonos Bandagro que fueron respaldados en su oportunidad por la ex-procuradora Marisol Plaza. Según esta Corte de Apelaciones, Venezuela debe honrar los papeles, o enfrentar embargos masivos de propiedades de Citgo como estaciones de servicio y refinerías, papeles que como hemos dicho en reiteradas ocasiones son falsos de toda falsedad!. Sobre este caso, el gobierno venezolano ha gastado ya unos $ 40 millones en abogados y bufetes para defender su causa sin éxito, solo quedando una apelación de la sentencia de Ohio ante la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, sirva entonces estas humildes letras para defender a la República.

Ante la crisis económica del país suscitada por el inolvidable viernes negro en marzo de 1983, habían comenzado las conversaciones de Renegociación de la Deuda Publica Externa de la Republica con la Banca Internacional de los saldos que vencerían en 1983 y 1984, pero la Nación por negligencia del Ministerio de Hacienda no sabía en cuanto totalizaban sus pasivos externos, puesto que no se llevaba un registro fidedigno de ellos, como ocurre en los actuales momentos. En este contexto, ante las discrepancias cuantitativas e inexactitud en los registros de Saldos de Deuda Pública Externa, la “solución” tomada por el Ejecutivo conjuntamente junto con el Legislativo Nacional, para poder comenzar el proceso de renegociación de deuda, radicó en que la República haría “oficial” los montos de los vencimientos de los años 1983 y 1984, sostenidos por los acreedores, para otorgarle “legitimidad”, a través de la “Ley que Autoriza al Ejecutivo Nacional para Realizar Operaciones de Crédito Público de Acuerdo al Programa General de Refinanciamiento Relacionado con la Deuda Pública Externa que Vence en los años 1983 y 1984”, publicada en la Gaceta Oficial Extraordinario N° 3.253 de fecha 14 de septiembre de 1983, la cual entre las pagina 10 y 11 se señala de manera oficial el monto de deuda contraída por la Republica y de cada uno de los 50 entes descentralizados de la nación. Cabe destacar que allí se señala una deuda del Banco de Desarrollo Agropecuario (Bandagro) por el orden de Bs. 2.549,3 millones, lo que significaba para el entonces US$ 593 millones lo que daba a entender que dicho Banco para el periodo 1983-84 tenía previsto cancelar tales pasivos (Ver Imagen 1). Por diversas razones el Refinanciamiento de los plazos a vencerse en 1983 y 1984, no logró concretarse, por lo que la primera gran renegociación de la Deuda Pública Externa de la República se realizaría durante el Gobierno del Presidente Lusinchi en febrero de 1986. En este sentido, para refinanciar cerca del 80% de la Deuda Pública Externa Total de la República que sobrepasaba los US$ 27.000 millones, el Congreso Nacional en agosto de 1984 promulgó la “ Ley que Autoriza al Ejecutivo Nacional para Realizar Operaciones de Crédito Público de Acuerdo al Programa General de Refinanciamiento Relacionado con la Deuda Pública Externa”, publicada en la Gaceta Oficial Extraordinario N° 3.417 de fecha 6 de agosto de 1984, que serviría como base legal para “el mejor acuerdo del mundo” como lo había llamado el presidente Lusinchi (Ver Imagen 2).

En la mencionada Ley, el Artículo 2 sostenía, que el Ejecutivo Nacional podría realizar las operaciones derivadas del refinanciamiento de un total de deudas externas por un monto estimado en Bs. 129.174,4 millones, equivalentes según la misma Gaceta a US$ 22.576,9 millones. Para el caso Bandagro esta Gaceta es muy importante, porque allí el propio Estado oficializó toda la deuda externa del ente financiero descentralizado, la cual totalizaba en aquel entonces Bs. 2.350,5 millones que al tipo de cambio de Bs. 4,30 como esta en la propia Gaceta, se contempló en US$ 546.629.826,93 para ser más exactos. Se ha dicho entonces, que las “fulanas notas promisorias” supuestamente las había emitido Bandagro entre 1981 y 1986 con vencimiento entre siete a diez años, por un monto cerca de US$ 2.500 millones, estas no pudieron estar en la Primera Gaceta porque la misma era referida a los vencimientos de los años 83 y 84, y muchos menos en la Segunda porque esta como hemos visto señalaba un monto inferior a la primera US$ 546,6 millones!, que era un monto establecido en Gaceta Oficial reconocido por los propios acreedores de la República. Ahora en el peor de los casos, supongamos que las fulanas notas estén dentro de este monto reconocido por la Republica, lean mañana en que se convirtieron....

1 comentario:

  1. Sobre el caso Bandagro informar que en http://www.falsospagaresvenezuela.com podrán encontrar toda la información al respecto incluyendo las acciones judiciales llevadas a cabo en los últimos 30 años, los testimonios de los protagonistas y las pruebas que demuestran la falsedad de las notas promisorias. Saludos.

    ResponderEliminar