martes, 23 de agosto de 2011

Primero Dubái, luego Grecia, después los Estados Unidos, quienes siguen:¿España?, ¿Portugal?, ¿Italia?, ¿Francia?, ¿Reino Unido?, ¿Japón?

 La respuesta a nuestra pregunta de ayaer estriba en el tinglado financiero internacional, inmensas compañías, bancos, casas de bosas, fondo de pensiones, amos y señores del mundo (Slim, Gates, Buffet, Soros, Trump, Abramóvich), dinero que proviene de los mercados bursátiles mundiales que nunca cierran en donde se compran y se venden a diestra y siniestra bonos, acciones, divisas, petróleo, oro, dólares, euros, yenes, libras, recursos que se completan del oneroso contrabando de armas,  el ilimitado  narcotráfico, y de gobiernos corruptos cuyas dictaduras almacenan grandes fortunas en el mercado financiero internacional como la de Khadafi por ejemplo, en este sentido, ese tinglado internacional hace “un solo pote” de donde emerge tanto recursos para negociarlos  mundialmente. Aquí esencialmente el problema estriba en que se presta, se presta y se represta grandes cantidades de dinero, billones de dólares,  y llega un momento en que tales obligaciones que asumen los países se tienen que pagar, y basta sólo con que uno de estos  países se declare en default  para que ocurra la hecatombe financiera. Fue el caso de la crisis de los suprime a finales de 2008 en los Estados Unidos, fue el mismo caso de  Dubái a finales del año 2009 como lo dijimos anteriormente, fue el mismo caso de Grecia en este año, cuando gran parte de su deuda externa valorada en más de US$ 500.000 millones se tenía que pagar y no se tenía con que, y dejar caer a los helenos era decretar la crisis mundial, porque los bonos griegos como todos los bonos del mundo  correr  por los mercados bursátiles interconectados. De esta forma el rescate  obligado  a Grecia por más de US$ 200.000 millones que otorgó la banca europea lo que hizo fue posponer  la crisis, es decir, la gran ayuda a los helenos solo fue un pañito caliente para tratar de frenar lo que  inevitablemente viene.  Lo mismo acaba de ocurrir en los propios Estados Unidos cuando también estuvieron a punto de declararse en default, y la solución del negrito Obama, fue aumentar el techo de la deuda para pagar deuda vieja, con nueva deuda que el congreso norteamericano no quería autorizar, y aunque el imperio pospuso su crisis hasta el 2013, una sola quitá de letra de la calificación de la deuda norteamericana, una letra,  de triple A, a doble A, por parte de la agencia calificadora Standard & Poor mostró crisis en los mercados financieros internacionales la pasada semana, es decir, el aumento del techo de la deuda de Obama fue otro pañito caliente del estructural problema. 

Así seguiremos observando pañitos calientes para los países que lo necesiten, escuchamos ahora de España, de Portugal, de Italia y hasta de Francia, y a lo mejor serán suficientes más pañitos calientes, por ahora!, pero en el momento en que gran parte de esos US$ 54 billones prestados coincidan con su fecha de vencimiento, o que un pañito caliente no sea suficiente para detener la crisis bursátil en una sola economía importante, y que  ya sea insuficiente  el dinero hasta del narcotráfico o el derivado del contrabando de armas, habrá que apagar la luz, porque habremos llegado al Apocalipsis Now. ¿Pero, cuando ocurrirá eso?. Por lo menos le podemos decir que el reloj de esa bomba ya esta andando, así por ejemplo la deuda externa de 2,4 billones en Japón representa el 200% de su PIB, la de Alemania el 148%, la de Irlanda incluso sobrepasa el 200%, en este contexto la deuda externa en Italia y España representan el 150% de su PIB, y tal porcentaje en países como Bélgica y Canadá es de cerca del 100%, como se ve esta vez la crisis no vendrá de los países del tercer mundo o subdesarrollados como siempre sucedía, sino que la misma vendrá desde la propia esencia del capitalismo de los países desarrollados, crisis cuya solución por cierto no vendrá del Socialismo del Siglo XXI,  ni que llueva pa` arriba!.

1 comentario: