viernes, 24 de febrero de 2012

En todo el 2011 el mercado negro transó más de US$ 7.300 millones, lo que significó un volumen de US$ 20 millones diarios

        Recientemente le dijimos que todo el pasado año la Bodega Central de Venezuela había liquidado un total de US$ 33.061,8 millones, de los cuales US$ 24.284,2 millones habían sido por orden de Cadivi para importaciones ordinarias y las que se traen vía Aladi, mientras que los US$ 8.777,6 millones las había otorgado el Sitme, y dijimos también que sobre estas operaciones de dólares aún faltaba  las que se había transado en el mercado negro para saber realmente cuanto es la necesidad de la divisa norteamericana para el funcionamiento de la economía socialista. Como ya es habitual entre nosotros, para tal fin necesitamos el total de importaciones no petroleras, estas son  las que realmente cruzan nuestras aduanas para ingresar al país y que tienen que sufrir el proceso de la nacionalización de mercancías, algo que publicó la BCV antes de irnos de Carnaval,  las petroleras no las tomamos en cuenta porque estas en su gran mayoría son pagadas directamente por Pudrevsa. El resultado es que las importaciones no petroleras alcanzaron la bicoca de US$ 40.426 millones, por lo que se deduce  que si la Bodega Central soltó pa´ la calle los US$ 33.061,8 millones antes comentados, entonces podríamos deducir que los faltantes US$ 7.364,2 millones se transaron en el mercado negro que se hace muy distante del tipo de cambio oficial, razón por la cual estaríamos hablando de un volumen de ¡US$ 20 millones diarios!. 

En este análisis podemos concluir que a pesar de las diversas medidas para combatir este mercado, la reforma de la ley de ilícitos cambiarios,  el instructivo del Seniat de mayo de 2010 donde los importadores tienen que especificar el origen de las divisas así,  como  la supuesta  agilización de Cadivi y el Sitme, no han servido para combatir este mercado, que se ha convertido últimamente en un mal necesario paras el gobierno porque es como una  salida para palear la deficiencias tanto de Cadivi como del Sitme. Sobre este asunto volveremos a mediados de mayo donde le indicaremos lo que se ha transado en el mercado negro durante el primer trimestre de este año.  Mi libro “La Piedra de Sísifo” (La maldición de la deuda pública en Venezuela 1976-2038) ya está en la venta en el primer kiosco del pasillo de ingeniería de la UCV (librería Rizzolay) a un costo de Bs. 120, por favor cómprenlo antes de que se agote por ser una edición limitada.       


1 comentario:

  1. Hi, I came across your site and wasn’t able to get an email address to contact you. Would you please consider adding a link to my website on your page. Please email me back.

    Thanks!

    Harry
    harry.roger10@gmail.com

    ResponderEliminar